Tipos de ansiedad

Si realizamos una consulta en Google Trends para visualizar la evolución de las búsquedas de la palabra ansiedad en el propio buscador, observaremos una línea ascendente que no para de crecer. Si bien es cierto que en las últimas décadas el ser humano ha mejorado su calidad de vida hasta límites insospechados, esto no ha servido para reducir el número de personas que sienten y padecen este tipo de trastorno o similares.

En muchos casos, proviene precisamente de herramientas que nos hacen la vida más cómoda como puede ser el caso de las redes sociales las cuales nos mantienen 24/7 (des)conectados.

Lejos de lo que piensan muchas personas, la ansiedad es un trastorno que en cualquier momento puede llamar a tu puerta sin importar que te encuentres en el momento más dulce de tu vida. Independientemente de lo fuerte que seas mentalmente un pequeño acontecimiento puede desencadenarse y para hacerle frente es necesario conocerla, saber cómo actuar y sobre todo, no negar su existencia.

 

Tipos de trastornos de ansiedad

Cada persona es un mundo y vive una realidad diferente, como esto es así existen muchas maneras diferentes en las que se puede sufrir y manifestar conductas de alto estrés. A continuación profundizaremos sobre algunos de los tipos de ansiedad más conocidos que a su vez engloban a la gran mayoría de los casos.

Fobias

Por muy graciosas que puedan resultar a muchas personas, las fobias generan un tipo de ansiedad y pueden generar mucho estrés en la persona que la sufre. Existen infinidad de casos diferentes y cada persona experimenta un grado de aversión diferente por lo que no en todas las ocasiones causan el mismo efecto.

 

Estrés postraumático

Este tipo de ansiedad se desencadena a partir de un hecho muy duro que trauma a la persona de por vida. Un accidente automovilístico, la pérdida de un familiar o una persona muy querida, recibir cualquier tipo de agresión, etc. La ansiedad por un evento traumático debe ser tratada en todo momento por un profesional ya que es realmente compleja de afrontar y puede generar incluso tendencias suicidas.

 

TOC

El trastorno obsesivo compulsivo está a la orden del día y muchas personas a día de hoy conviven con él. Realmente está asociado más a la parte de las obsesiones de cada uno si bien llevándolo algo más al extremo. Las personas con TOC se estresan con facilidad si no se hacen determinadas cosas como ellos quieren, por ejemplo. Limpiar de una determinada manera, aversión a los gérmenes, ponerse en situaciones más bien inverosímiles como creer que se van a romper un hueso solo por practicar algún tipo de deporte etc.

 

Trastorno de ansiedad generalizada

Este tipo de ansiedad es probablemente uno de los que más afecta hoy en día, sobre todo a las familias menos pudientes. Suele durar una media de entre 6 y 8 meses y la persona se ve sumida en un periodo en el que es mucho más irritable, le cuesta concentrarse, conciliar el sueño e incluso puede llegar a afectar a músculos o provocar acidez estomacal.

Por norma general aparece por una preocupación mayor que atormenta a la persona que lo sufre en cuestión. No llegar a fin de mes, trabajar en algo que no te llena, sentir que estás solo en el mundo, son muchas las situaciones que pueden desencadenar un cuadro de ansiedad generalizada.

¿Cómo empieza un ataque de ansiedad?

Existen muchas maneras diferentes en las que se puede experimentar un ataque de ansiedad. En el caso de la ansiedad generalizada (dura más tiempo y con mayor frecuencia) se pueden experimentar sensaciones de falta de aire, presión en el pecho, ardor estomacal, sensación de fatiga, ganas de no hacer nada, etc.

En el caso de que la ansiedad se manifieste de manera puntual y no continúa, los “síntomas” se suelen reducir a sensación de asfixia y presión en la zona torácica. Lo más importante es ser consciente de que lo que se está sufriendo es un ataque momentáneo, que no va a durar siempre ni va a acabar contigo. Una de las razones por las cuales la ansiedad se manifiesta es precisamente porque el ser humano tiende a exagerar o sobrepensar un problema que tiene cuando realmente es más pequeño de lo que es.

En caso de que los ataques de ansiedad se repitan o prolonguen en el tiempo es necesario acudir a un especialista que te ayude a paliar esos instantes de angustia además de trabajar en el porqué de sus apariciones.

¿Cuáles son las causas de un ataque de ansiedad?

Como hemos expuesto anteriormente, existen muchos tipos de ansiedad y cada uno de ellos tiene un motivo o un origen distinto. La mayoría de personas tienden a pensar que sufrir de ansiedad es sinónimo de estar triste, ser una persona depresiva o insolvente cuando realmente no tiene porqué existir una causa directa, una conducta negativa frente a la vida o incluso tener problemas económicos.

La principal causa para sufrir un ataque de ansiedad es exponerse a un estrés mayor de lo común que normalmente es desencadenado por alguna situación puntual. Un examen muy importante, unas oposiciones, una entrevista de trabajo o en general cualquier acción que pueda perturbar tu calma puede llegar a generar un ataque de ansiedad en según qué personas.

En este punto cabe mencionar el plano subjetivo. No a todas las personas les afectan las mismas cosas ni mucho menos con la misma intensidad. Lo que para ti puede suponer un examen más, para un adolescente de 15 años con una gran presión por parte de su familia sobre sus estudios puede desembocar en un pequeño ataque de nervios.

Es por ello que es muy importante enseñar a los más pequeños de la casa a lidiar con la presión a la que estamos sometidos día a día, algo que no suele ocurrir. Tanto en el trabajo como en los estudios tenemos unos objetivos y unos mínimos que hay cumplir, por lo que es importante prepararse para asumir esa responsabilidad tanto técnicamente (estudios, capacidades, formación) como mentalmente.

 

¿Cómo puede ayudar un psicólogo a superar la ansiedad?

El trabajo del psicólogo es ahondar en el porqué. Averiguar el origen de los ataques de ansiedad ayudará a localizar el foco de estrés de la persona. Porque una determinada situación o hecho la atormenta y tratar de relativizar el problema o solucionarlo de raíz.

¿Quieres saber más sobre la ansiedad? Conoce cómo detectar y superar la ansiedad.

En muchos casos el profesional tendrá que remontarse atrás en el tiempo para entender la mente de la persona y comprender por qué afronta el problema de la manera en la que lo hace. También hay que tener en cuenta que dependiendo de la situación, la solución estará en la misma persona o dependerá de un tercero.

En casos en los que el origen de un ataque de ansiedad es el bullying producido por terceras personas (amigos, familiares, parejas) la solución se torna más compleja ya que se torna necesario la voluntad de querer ayudar por parte de la otra persona.

Deja un comentario

Rellena el formulario

Te contactaremos a la brevedad para agendar tu cita

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?