Psiquiatría en Barcelona y Girona

En Neuroscenter creemos que es muy importante contar con una unidad de psiquiatría en nuestro centro y poder así ofrecer a nuestros pacientes la mejor intervención desde diferentes enfoques.

¿Cuál es la diferencia entre un psiquiatra y un psicólogo?

Psicólogos y psiquiatras pueden intervenir sobre los mismos trastornos, pero lo hacen de diferentes formas.

La principal diferencia entre estos dos tipos de profesionales de la salud mental se refiere a la medicación: un psiquiatra puede recetar fármacos, mientras que un psicólogo no.

Los psiquiatras han estudiado el grado o licenciatura de Medicina, como cualquier otro médico, mientras que los psicólogos son graduados o licenciados en Psicología.

Es por esto que la forma en la que abordan la intervención en la salud mental es diferente.

¿Qué hace un psicólogo?

Los psicólogos evaluarán a los pacientes y los tratarán mediante psicoterapia. Aplicando procedimientos validados científicamente, un psicólogo trabajará con un paciente para ayudarle a identificar y aislar un problema, recomendar posibles cambios y determinar la mejor forma de afrontar la situación.

La finalidad de la terapia psicológica es llegar a la raíz del problema, intervenir sobre lo que está causando el malestar psicológico para así mejorar los síntomas. Se parte de la base de que si no se llega a la causa del dolor no es posible avanzar y con ello mejorar.

Dentro de la intervención psicológica existen diferentes técnicas y procedimientos que se pueden utilizar según el tipo de paciente y causa por la cual se acude a consulta. Un ejemplo de un tipo de terapia psicológica que utilizamos en Neuroscenter con mucho éxito es el EMDR.

Las siglas en inglés de EMDR significan en español: Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares. Es un tratamiento que fue creado por Shapiro y que facilita el acceso a recuerdos traumáticos y creencias que tenemos arraigadas para reprocesarlos de una forma más adaptativa. Esta terapia logra aliviar la ansiedad, reformular las creencias negativas y reducir la activación fisiológica.

¿Qué hace un psiquiatra?

Como hemos indicado antes, los psiquiatras utilizan los psicofármacos como un factor fundamental para afrontar la psicopatología.

La utilización de psicofármacos para intervenir sobre los trastornos mentales se fundamenta en que ciertas sustancias químicas del cerebro, los neurotransmisores, están desreguladas. Al tomar estos fármacos actuarán equilibrando los niveles de estos neurotransmisores y así aliviando la sintomatología.

Debido a su formación en medicina, un psiquiatra puede comprender cómo el cuerpo interactúa con la mente y, por ejemplo, descartar los trastornos físicos como causa de la enfermedad mental. También puede considerar las interacciones farmacológicas, en los casos en que el paciente ya está tomando medicamentos para otros problemas de salud.

No obstante, es muy importante tener en cuenta los posibles inconvenientes del consumo de psicofármacos:

  1. Dependencia y tolerancia. Ciertos psicofármacos como por ejemplo las Benzodiacepinas, las pastillas para la ansiedad más recetadas, tienen un gran potencial para causar dependencia y tolerancia. La dependencia hace referencia a la necesidad que genera el medicamento de seguir consumiéndolo. La tolerancia se produce cuando nuestro cuerpo se ha adaptado a los efectos de la sustancia y, para poder obtener los mismos beneficios que al inicio, necesitamos tomar más cantidad.
  2. Efectos secundarios. Además de los nombrados en el anterior punto, el consumo de fármacos puede generar diferentes reacciones adversas en nuestro organismo. Algunos ejemplos son: sedación, confusión, disfunciones sexuales, alteración de las funciones cognitivas, mareos, cambios de peso, entre otros.
  3. No son una solución. Los psicofármacos pueden ayudar a reducir la sintomatología, pero no resuelven el problema o trastorno, en ciertos casos incluso pueden afectar negativamente al progreso de la psicoterapia.

¿Cuándo debo acudir al psiquiatra?

Hay ciertos casos en los que la persona está pasando por una crisis en la que su estado emocional no le va a permitir beneficiarse de la terapia, la sintomatología se ha descontrolado o le está impidiendo por completo estar en un estado receptivo para afrontar la raíz del problema. En estos casos, es necesario que un psiquiatra valore la situación individual del paciente y le indique si es beneficioso para su caso iniciar un tratamiento con psicofármacos.

Por otro lado, existen muchas personas con trastornos psicológicos que llevan tratándose con psicofármacos desde hace mucho tiempo y han desarrollado tolerancia y dependencia. Es común recetar psicofármacos, como las Benzodiacepinas, a personas que acuden al psiquiatra por ansiedad o insomnio. En estos casos, es indispensable el trabajo que puede llevar a cabo un psiquiatra ayudando en el abandono de los psicofármacos. Nos puede indicar si es aconsejable hacer un cambio de medicación para reducir los daños que está causando o incluso disminuir o eliminar la medicación. El psiquiatra puede establecer un plan para ir abandonando la toma del fármaco de forma segura para el paciente.

Unidad de psiquiatría en Neuroscenter

En Neuroscenter consideramos que los psicofármacos pueden ser muy útiles o incluso indispensables en ciertas situaciones, aunque siempre en combinación con algún tipo de intervención psicológica.

Los psiquiatras con los que trabajamos en nuestros centros de Barcelona y Girona también son psicólogos y tienen experiencia realizando terapia. De esta manera, su forma de abordar los trastornos aúna conocimientos tanto de la perspectiva psicológica como psiquiátrica y creemos que es la mejor forma de poder trabajar.

Una de las terapias que llevamos a cabo en Neuroscenter con más éxito es el Neurofeedback. Esta técnica consiste en entrenar al cerebro para generar cambios en la actividad neuronal. Modificará los patrones de ondas cerebrales y así aliviará los síntomas del paciente. En muchos casos, los pacientes ya toman medicación y quieren realizar Neurofeedback porque no les está generando el efecto que desearían o porque quieren dejarla. En este tipo de situaciones es imprescindible contar con un profesional de la psiquiatría que nos indique en qué medida debemos adaptar la medicación cuando se está combinando con el Neurofeedback para que no interfiera en la eficacia de este último o qué pautas debemos seguir para poder detener el consumo de psicofármacos.

En Neuroscenter apostamos por un trabajo multidisciplinar, en conjunto psicólogos y psiquiatras, para poder ofrecer a nuestros pacientes la mejor atención y garantizar que están recibiendo el mejor tratamiento.

Toda la Información que necesitas sobre Neurofeedback

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?