Tratamiento para superar el duelo

Conoce nuestros centros

Ubicados en Barcelona y Girona

Valoración en Google

4.9
4.9/5

Clínica Neuroscenter

Centros en Barcelona y Girona

4.9
4.9/5

¿Cómo te ayudamos a superar el duelo?

A continuación expondremos los tipos de duelos y que soluciones para superar el duelo. 

¿Qué es el duelo?

El duelo es un período de profunda tristeza y dolor que sigue a una pérdida. Es una reacción natural a la muerte u otros eventos que alteran la vida y que pueden causar sentimientos dolorosos de pena y tristeza.

En ocasiones sucede que el duelo es demasiado intenso o se prolonga excesivamente en el tiempo. Los sentimientos de tristeza, añoranza o melancolía son habituales en estos momentos, pero cuando empiezan a interferir en el funcionamiento normal de la persona, ya sea en su ámbito social, personal o laboral, es cuando se debe valorar si el duelo es patológico.

Síntomas del Duelo Patológico

El Trastorno Persistente de Duelo Complicado (TPDC), también conocido como duelo patológico, se define en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales como un duelo, debido a la muerte de una persona cercana, que dura 12 meses o más, 6 meses en el caso de los niños. Se presenta al menos uno de los siguientes síntomas, casi todos los días:

  • Nostalgia o anhelo por el fallecido
  • Preocupación por él o ella
  • Dolor emocional y pena intensa
  • Preocupación por la forma en la que falleció la persona

Tipos de duelo patológico

Se conocen 4 tipos de duelo patológico:

  • Duelo crónico: El duelo tiene una duración excesiva, no hay una conclusión y la persona es consciente de ello.
  • Duelo retrasado: En el momento de la pérdida no existe reacción emocional o es insuficiente, pero a posteriori la persona experimenta los síntomas del duelo. Esto se puede dar por falta de apoyo emocional, por sentirse abrumado en el momento o por creer que es necesario ser fuerte por los demás.
  • Duelo exagerado: Los síntomas se experimentan de forma muy intensa, la persona se siente desbordada y aparecen conductas desadaptativas. Pueden aparecer trastornos como la depresión, ataques de pánico, conductas adictivas o estrés postraumático.
  • Duelo enmascarado: La persona no reconoce que los síntomas que está experimentando estén relacionados con la pérdida. Pueden ser síntomas físicos o psicológicos.

Factores de vulnerabilidad para el duelo patológico

Existen ciertos factores que harán más probable que la persona desarrolle un duelo patológico:

  • Circunstancias de la muerte: Si la pérdida es repentina e inesperada suele ser más traumática. Por ejemplo, por accidente, asesinato, catástrofe o suicidio. Hay más complicaciones si no se conoce la causa exacta o si no se sabe si sufrió antes de morir.
  • Relación con el fallecido: Además de lo estrecha que fuese la relación con el fallecido, si convivían juntos o si era una figura que sostenía la familia, también puede interferir negativamente el hecho de que, antes de la muerte, la relación con la persona atravesase por un mal momento.
  • Variables psicológicas: Estar diagnosticado de algún trastorno mental, tener dificultad para gestionar y expresar las emociones o tener una baja autoestima, son factores que pueden interferir en la evolución del duelo.
  • Pérdidas anteriores: Si existe una pérdida anterior o si ya se ha experimentado en el pasado un duelo patológico, es más probable que vuelva a repetirse.
  • Apoyo del entorno social: Es muy importante contar con el soporte de personas cercanas con las que poder hablar de la pérdida y que ayuden a pasar por el duelo.
  • Situación familiar y económica: Si la muerte de la persona supone una disminución de ingresos o una nueva situación familiar muy complicada supone un estrés aún mayor.

¿Debo acudir a terapia si estoy atravesando un duelo?

Si experimentas sentimientos extremos y prolongados de tristeza o dolor por la pérdida de un ser querido, puede ser el momento de buscar la ayuda de un psicólogo. El duelo es una respuesta normal y saludable a la pérdida, pero si tus sentimientos de tristeza se vuelven demasiado intensos o duran demasiado, es importante buscar ayuda profesional.

En estos casos lo más recomendable para ayudar a realizar este proceso terapéutico es la intervención de un psicólogo especialista en duelo. Un psicólogo puede ayudarte a sobrellevar la pérdida y puede orientarte en cómo procesar los sentimientos. También pueden ayudarte a identificar signos de depresión y proporcionarte estrategias para controlarla. Es importante buscar ayuda si tienes dificultades para funcionar en la vida diaria, si tu tristeza está afectando sus relaciones o si tiene pensamientos negativos.

Tanto el EMDR como el Neurofeedback contribuyen a vivir el proceso de duelo de una forma sostenida y acompañada por profesionales.

Neurofeedback y EMDR para superar el duelo

La terapia EMDR es la más recomendada en casos de acontecimientos traumáticos o vivencias muy estresantes. Facilita el adecuado procesamiento de estos sucesos para así poder asumir lo sucedido sin que produzca tanto dolor.

Por otro lado, el Neurofeedback es un entrenamiento cerebral que permite modificar la actividad eléctrica del cerebro, haciendo que de esta forma pueda mejorar la sintomatología. Algunos de sus beneficios son:

  • Mejora el estado de ánimo
  • Mayor regulación emocional y autocontrol
  • Reduce la sintomatología ansiosa
  • Mejora el sueño
¿Necesitas ayuda?
Contáctanos para recibir más información o pedir una cita

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?