Síntomas del estrés

¿Qué es el estrés?

 

El estrés es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones que percibimos como amenazantes o desafiantes. Es un mecanismo de defensa que nos ayuda a adaptarnos y a enfrentar situaciones difíciles. No obstante, cuando el estrés es excesivo o se alarga en el tiempo, puede tener un impacto muy negativo en nuestra salud mental y física.

Síntomas del estrés

La sintomatología del estrés puede ser muy diferente para cada persona, algunos de los síntomas más comunes son:

  1. Preocupaciones constantes, miedo o inquietud.
  2. Sensación de cansancio físico y mental.
  3. Irritabilidad, alterarse con facilidad.
  4. Problemas para conciliar el sueño o mantenerlo.
  5. Aumento o disminución del apetito.
  6. Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  7. Aislamiento social.
  8. Cambios en los hábitos de consumo de alcohol o tabaco.

Estos síntomas pueden variar en su intensidad y duración según la persona y el momento.

 

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo cuando estamos estresados?

Cuando experimentamos estrés, nuestro cuerpo reacciona liberando una serie de hormonas y neurotransmisores que nos permiten prepararnos para afrontar la situación desafiante en la que nos encontramos.

Una de las hormonas que se libera en situaciones de estrés es el cortisol, la hormona del estrés por excelencia. La liberación de cortisol provoca que aumente la concentración de azúcar en la sangre para aportarnos más energía.

Por otro lado, también se libera adrenalina y noradrenalina. Estas sustancias provocan que aumente la frecuencia cardíaca y la presión arterial y facilitan un estado de alerta mental.

No obstante, cuando el estrés se mantiene en el tiempo, este aumento de cortisol, adrenalina, noradrenalina y otras hormonas, puede afectar negativamente al sistema inmunológico, al sistema nervioso o al sistema cardiovascular, entre otros. Esta afectación puede llevar a la persona a sufrir problemas de salud como:

  • Aumento de la presión arterial, lo que conlleva un mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.
  • Problemas digestivos como diarrea, dolor abdominal y náuseas.
  • Problemas para conciliar el sueño y mantenerlo, lo que puede causar fatiga, irritabilidad y dificultad para concentrarse.
  • Problemas musculares debido a la tensión constante.
  • Dolor de cabeza
  • Problemas de piel como acné, eczema y rosácea.
  • Sensación general de malestar, cansancio, dificultad para concentrarse y dificultad para disfrutar de las cosas.
  • Problemas de salud mental como ansiedad y depresión.

 

Diferencia entre estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad son dos conceptos que están muy relacionados y que en ocasiones se utilizan como sinónimos, pero son diferentes.

El estrés es una respuesta natural del cuerpo ante una situación concreta percibida como amenazante. Es una reacción normal y muy necesaria que nos ayuda a prepararnos para afrontar situaciones y superarlas con éxito. No obstante, cuando se alarga mucho en el tiempo o se intensifica demasiado puede ser muy perjudicial.

El estrés puede durar un corto período de tiempo (agudo) o se puede extender a largo plazo (crónico), y se puede manifestar física y emocionalmente. Habitualmente, el estrés desaparece una vez se ha solventado la situación desafiante o el estímulo amenazante ya no está.

Por otro lado, la ansiedad se caracteriza por preocupaciones excesivas, miedos irracionales y una sensación de inquietud constante, entre otros síntomas. A diferencia del estrés, la ansiedad puede no estar asociada a un desencadenante concreto. En el caso de que la ansiedad sí se pueda asociar a un estímulo o situación en concreto, éste se está evaluando de forma irracional y no existe un desafío “real” como en el caso del estrés. Además, la ansiedad puede permanecer incluso después de que el estímulo haya desaparecido.

¿Por qué tengo estrés?

Existen muchas posibles causas del estrés y pueden ser diferentes de una persona a otra, ya que lo que puede ser estresante para una persona, puede no serlo para otra. Además, algunos individuos tienen una mayor vulnerabilidad al estrés debido a factores genéticos, del entorno y de la experiencia vital.

No obstante, algunas de los factores que suelen ser precipitantes del estrés son:

  • Factores laborales: cambios en el trabajo, sobrecarga, conflictos con compañeros o superiores, etc.
  • Factores financieros: situación económica incierta, deudas, problemas financieros, etc.
  • Factores familiares: problemas con la familia o la pareja, pérdidas o distanciamientos, etc.
  • Factores de salud: preocupación por la salud, enfermedades, dolor crónico, etc.
  • Factores ambientales: clima, ruidos, contaminación, etc.
  • Factores del estilo de vida: poca actividad física, dieta poco saludable, falta de tiempo en el día a día, etc.
  • Factores sociales: falta de apoyo social, conflictos, compromisos sociales no deseados, etc.

 

¿Qué puedo hacer si tengo estrés?

Existen varias estrategias que pueden ser útiles para prevenir y lidiar con el estrés, por ejemplo:

  • Hacer ejercicio regularmente
  • Mantener una dieta saludable y equilibrada
  • Practicar técnicas de relajación, técnicas de respiración, yoga o meditación
  • Dormir las horas necesarias y tener un sueño reparador
  • Aprender a ser asertivo, decir que “no” a compromisos y responsabilidades que no puedes asumir
  • Mantener una buena red de apoyo social y pasar tiempo con amigos y familiares
  • Tener un hobby o actividad con la que disfrutes y puedas evadirte

El estrés no siempre se puede evitar, pero se puede aprender a manejarlo mejor. Un profesional de la salud mental te puede ayudar a trabajar en tus pensamientos y creencias negativas, a trabajar tus inseguridades y aceptar tus limitaciones y a poder gestionar tus emociones ante situaciones complicadas.

En Neuroscenter contamos con profesionales que pueden ayudarte a encontrar la mejor solución posible. A través de terapias como el Neurofeedback, el EMDR, el Somatic Experiencing o la PNI podremos trabajar en los diferentes aspectos que necesites mejorar para conseguir tu bienestar.

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?