Poner Límites: ¿Cómo hacerlo y qué sucede si no se hace?

En nuestro día a día, interactuamos con todo tipo de personas y cada una de ellas tiene sus propias necesidades, deseos y expectativas. Las relaciones sociales son complejas y es de vital importancia aprender a poner límites. Se trata de una habilidad muy valiosa que nos permitirá generar una comunicación clara y respetuosa acerca de nuestras propias necesidades. Al dominar el arte de poner límites, fortaleceremos nuestras relaciones sociales y preservaremos nuestro bienestar emocional.

 

¿Qué son los límites y por qué son importantes?

En el contexto de las relaciones sociales, los límites son las líneas invisibles que establecemos alrededor de nosotros mismos para definir nuestra forma de ser y proteger nuestra integridad emocional. Establecer límites implica reconocer y respetar nuestras necesidades y comunicarlas de una forma efectiva a los demás. Los límites son importantes porque:

  1. Preservan nuestro bienestar emocional: Evitamos situaciones que nos hagan sentir incómodos o nos provoquen dolor emocional.
  2. Fomentan el respeto mutuo: Cuando comunicamos nuestras expectativas respetuosamente, facilitamos una interacción sana.
  3. Mejoran la comunicación: Poner límites promueven una comunicación abierta y honesta, evitando malentendidos y conflictos innecesarios.
  4. Construyen relaciones saludables: Las personas que valoran y respetan nuestros límites son más propensas a cultivar una relación sólida y significativa.

 

Dificultades a la hora de poner límites

Es posible que nos encontremos con ciertos problemas a la hora de establecer límites:

  1. Falta de autoconocimiento: No conocer nuestros deseos y también aquello que no queremos en nuestras vidas.
  2. Miedo a ser egoístas: Sentir temor porque el resto piense que solo pensamos en nosotros mismos y no tenemos en cuenta los sentimientos de los demás. A veces, desde que somos pequeños, crecemos en sistemas sociales que nos hacen creer en normas distorsionadas sobre el amor. Nos hacen pensar que, para ser queridos, tenemos que estar siempre disponibles y que cuando no lo estamos, estamos siendo egoístas.
  3. Miedo a la soledad: Dependencia emocional, exceso de autoexigencia, preocupación por al qué dirán… Todos estos factores provocados por pensamientos distorsionados y creencias erróneas nos causan el sentimiento de miedo al rechazo de los demás y nos impiden comunicar nuestras necesidades.
  4. Pensar que podemos con todo: Ciertos sistemas sociales nos pueden hacer creer que siempre debemos llegar a todo y aguantarlo todo para ser personas válidas. Evitando así, centrarnos en nuestro bienestar.

 

Consecuencias negativas de no poner límites

Al relacionarnos con los demás sin unos límites bien establecidos, podemos sufrir consecuencias:

  1. Baja autoestima: Nos percibimos a nosotros mismos como personas que no son valiosas.
  2. No saber lo que quiero: La falta de autoconocimiento no nos permite saber cuáles son nuestras necesidades.
  3. Dependencia emocional: Nuestro bienestar depende del juicio de otras personas, estableciendo relaciones desiguales, que nos son sanas y que causan dolor.
  4. Inseguridad: Creemos que no tenemos las habilidades necesarias para plantar cara a ciertas situaciones

 

Consejos para dominar el arte de poner límites

Algunas sugerencias para mejorar serían:

  1. Autoconocimiento: En primer lugar, es esencial reflexionar para poder identificar tus deseos y necesidades. Tener límites es completamente válido.
  2. Ser asertivo: Comunicar tus deseos de manera clara, pero manteniendo la calma y el respeto hacia otros en todo momento.
  3. Aprender a decir que “no”: Decir esta palabra no tiene por qué ser egoísta, puede ser un acto de autocuidado. Si algo no se ajusta a tus límites, no tengas miedo de rechazarlo siendo asertivo.
  4. Establecer consecuencias: También es importante explicar las consecuencias en caso de que tus límites no sean respetados. De este modo, conseguiremos mantener la consistencia de tus límites en el tiempo.
  5. No sentirse culpable: En ocasiones, poner límites puede causar culpabilidad, ya que podemos estar habituados a complacer y ceder ante los deseos de los demás. Recordemos que cuidar de uno mismo es importante para mantener unas relaciones sociales sanas.
  6. Rodearse de personas que respeten tus límites: Trabajar para cultivar relaciones con las personas que valoren y respeten nuestras necesidades. Con ello, conseguiremos un entorno adecuado para nuestro crecimiento personal.
  7. Aprender a escuchar: De la misma manera que establecemos nuestros límites, también tenemos que estar predispuestos a comprender los límites de los demás. La empatía y el respeto hacia los demás fortalecerá tus relaciones aún más.

 

En resumen

Poner límites es una habilidad esencial para disfrutar de las complejas relaciones humanas. Al aprender a reconocer y respetar nuestras necesidades y comunicarlas adecuadamente, fortalecemos nuestras conexiones con el resto de personas y preservamos nuestro bienestar emocional. Poner límites no se trata de un acto egoísta o de rechazo, sino una forma de expresar nuestro amor propio y autocuidado.

 

Buscar ayuda profesional

A veces, identificar y establecer límites puede requerir de la ayuda de un profesional. Si los sentimientos de tristeza o ansiedad son causados por problemas de comunicación y de respeto mutuo entre personas, empeorando tu bienestar, es necesario que busques ayuda.

En Neuroscenter, disponemos de un equipo de profesionales de la salud mental que pueden ayudarte en tu proceso terapéutico y de crecimiento personal para poder establecer unos límites sanos con los demás de forma asertiva. Unos de nuestros profesionales de la salud mental estudiarán tu caso en particular y te propondrá la terapia más adecuada para ti.

Si estás buscando ayuda, no dudes en contactar con nosotros. En Neuroscenter, realizamos consultas presenciales en nuestros centros de Barcelona y Girona y también terapia online para ayudarte allá donde te encuentres.

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Quiero que me llamen
Politica y privacidad
*Todas nuestras terapias se pueden realizar online a excepción de Neurofeedback
Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?