Relación entre el insomnio y la ansiedad

Escrito por: David Miret

¿Qué es el insomnio por ansiedad?

Trastorno del sueño: Insomnio

El insomnio es un trastorno del sueño que puede causar una dificultad en la conciliación del sueño (es decir para quedarse dormido), para mantenerlo (despertares durante el sueño) o bien puede ser que uno se despierte y no pueda volver a dormir.

La falta de sueño es mucho más habitual de lo que mucha gente pueda pensar, en realidad casi todo el mundo ha sufrido algún tipo de insomnio en algún momento de la vida. El insomnio provoca un cansancio excesivo y, por lo tanto, una dificultad para llevar a cabo las actividades cotidianas. De manera que puede afectar tu desempeño en diferentes áreas, así como tu estado de ánimo, y la salud de tus relaciones.

Cómo la ansiedad puede causar insomnio

La ansiedad es una reacción normal del organismo que se experimenta ante situaciones en que nos sentimos amenazados por un peligro interno o externo, o ante una situación de estrés. Aunque se trata de una reacción normal, puede convertirse en algo patológico cuando resulta desproporcionada y demasiado duradera ante el estímulo desencadenante.

Con el estilo de vida ajetreado que llevamos en nuestra sociedad, con muchas demandas y una alta carga de trabajo y exigencia, la ansiedad es algo cada vez más común. Esto puede provocar varias alteraciones como ocurre a menudo con el insomnio, lo cual resulta muy molesto.

Así pues a menudo sucede que la ansiedad nos produce una sobreexcitación del sistema provocando pensamientos excesivos, preocupaciones y nerviosismo lo cual se manifiesta en forma de trastornos del sueño.

La buena noticia es que el insomnio por ansiedad no es tan grave como pueda parecer, y que existen herramientas para ayudarte a sobrellevarlo, mejorarlo, y en última instancia resolver el problema.

Síntomas del insomnio por ansiedad:

Cuando el insomnio aparece acompañado de ansiedad, además de la dificultad para dormir resulta frecuente la presencia de:

  • Dolores musculares: debido a las contracciones musculares provocadas por la ansiedad.
  • Cambios de humor o del estado de ánimo: la falta de descanso provoca irritabilidad o un exceso de sensibilidad.
  • Alteraciones del sistema digestivo: resulta frecuente encontrar diarrea, estreñimiento o náuseas.
  • Falta de apetito: el estómago se cierra como consecuencia de la ansiedad.
  • Falta de energía: al no descansar apropiadamente es frecuente que haya una dificultad de concentración causada por la fatiga.
  • Dependiendo del grado de ansiedad puede haber otros síntomas como taquicardia, sudoración excesiva, palpitaciones, miedos o preocupaciones excesivas, pesadillas, sobresaltos, cefaleas etc.

Causas del insomnio por ansiedad

Los factores que pueden desencadenar el insomnio por ansiedad son diversos, y difieren según el estilo de vida, la predisposición genética y el entorno de cada persona. Resulta esencial conocerlos para saber qué hacer cuando se tiene insomnio y ansiedad. Los principales factores son:

  • Niveles de estrés altos: Es la causa principal, derivada de un exceso de trabajo y/o responsabilidades prolongados en el tiempo.
  • Viajes frecuentes: Si una persona viaja muy asiduamente es posible que esté cambiando de zona horaria de manera frecuente lo cual puede provocar cambios en los patrones del sueño como consecuencia.
  • Substancias estimulantes: El consumo de substancias estimulantes como el café, el té, o el tabaco elimina el sueño; además substancias como la nicotina que contiene el tabaco elevan los niveles de estrés.

Cómo combatir el insomnio por ansiedad

A menudo no sabemos qué hacer para combatir y superar el insomnio y la ansiedad, pero esto es posible simplemente con algunos cambios en nuestro estilo de vida y nuestros hábitos. A continuación te explicamos cómo lograrlo:

  • Hacer ejercicio regularmente: Realizar ejercicio físico durante por lo menos una hora al día te ayudará a disminuir tus niveles de estrés y a dormir mejor.
  • Establecer horarios: El instaurar una rutina a la hora de dormir estableciendo un horario para irse a dormir te ayudará enormemente a que tu cuerpo se acostumbre a este ritmo y, por lo tanto, a dormir mejor.
  • Desconectar: Evita las pantallas del móvil u ordenador antes de dormir. Cuando se acerque tu hora de dormir, puedes meditar, escuchar música o leer un rato; todo esto te ayudara a relajarte y a dormir mejor.
  • Cenar ligero: Es importante no consumir alimentos pesados antes de dormir, ya que podrían causar molestias e incomodidades. Es preferible cenar alimentos poco grasos, no llenarse mucho y esperar por lo menos una hora y media antes de acostarse.
  • Suplementación natural: La valeriana, la parsiflora, o la melisa son plantas que se pueden consumir en diferentes formatos como tés o comprimidos y que ayudan a conseguir un sueño saludable.
  • Ejercicios de respiración: Existen varios ejercicios mediante los cuales es posible relajarse mediante el solo uso de la propia respiración.
  • Acudir a terapia: Visitar a un profesional con experiencia es siempre la mejor opción para conseguir y usar las herramientas de la mano de alguien que sabe como se trata y se cura el insomnio, y que sabrá acompañarte durante tu proceso de recuperación, hasta conseguir el resultado deseado.

Tratamiento Neurofeedback

Recuerda que si padeces insomnio y/o ansiedad es muy importante no dejarlo pasar y acudir a un profesional. Cuanto antes se aborde el problema antes se resolverá, y evitarás que pueda ir a peor. Existen varias terapias que pueden ayudarte a superar tus problemas y restablecer la salud, como son el Neurofeedback y la psicoterapia. Se trata de terapias seguras y contrastadas de las que ya se han beneficiado muchísimas personas, así que no hace falta sufrir y esperar más para restablecer tu salud y recuperar tu calidad de vida.

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?