¿Qué es la neuroplasticidad?

¿A qué llamamos plasticidad neuronal y cómo funciona?

La neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para reorganizarse formando nuevas conexiones neuronales a lo largo de la vida. 

La neuroplasticidad ocurre en respuesta a los cambios en el entorno de cada individuo. Cuando el cerebro detecta un cambio, se adapta formando nuevas conexiones neuronales. Con el tiempo, pueden producirse cambios duraderos en la estructura y función del cerebro. Por ejemplo, al aprender una nueva habilidad, como tocar el piano, el cerebro formará nuevas conexiones neuronales para respaldar esta nueva actividad.

¿Cómo se fortalecen las conexiones neuronales?

Las conexiones neuronales se fortalecen cuando un individuo se expone a un estímulo de forma repetida y el cerebro comienza a asociar el estímulo con una determinada respuesta. Esta asociación se almacena en el cerebro y las conexiones neuronales se fortalecen.

En 1949, Donald Hebb, describió el mecanismo por el cual se fortalecen ciertas conexiones. El autor lo explicó de la siguiente forma: “las neuronas que se disparan juntas, permanecerán conectadas”. Es decir, si dos neuronas se activan simultáneamente en repetidas ocasiones se fortalecerá esta vía neuronal en el cerebro y, por tanto, será más probable que al volver a activar una de ellas en el futuro esto haga que se active también la segunda neurona. 

Posteriormente, también se habló de la potenciación a largo plazo (LTP en inglés). La LTP es un proceso por el cual se incrementan las señales eléctricas y químicas entre dos neuronas. Este aumento en la intensidad de la señal hace que sea más probable que las dos neuronas se activen a la vez en el futuro. 

En otras palabras, y de forma más simplificada, cada vez que tenemos un pensamiento, que realizamos una acción o que sentimos una emoción se fortalece esa conexión y esto hará que en futuras ocasiones sea más fácil que se active de nuevo esta conexión.

La importancia de la neuroplasticidad

La neuroplasticidad es la base de nuestra capacidad para aprender, recordar y recuperarnos de una lesión cerebral.

El cerebro cambia constantemente en respuesta a nuestras experiencias, y la neuroplasticidad es el mecanismo que permite estos cambios. Éstos pueden ser a corto plazo, como cuando aprendemos una nueva ruta al trabajo, o pueden ser a largo plazo, como cuando aprendemos un nuevo idioma.

La neuroplasticidad es un factor muy importante en el desarrollo cognitivo durante la niñez y la adolescencia, cuando el cerebro crece y cambia de manera más importante. 

Existe evidencia que indica que la neuroplasticidad disminuye con la edad, no obstante también se conoce que sigue presente durante toda la vida. Se cree que esto contribuye al deterioro cognitivo relacionado con la edad, así como a un mayor riesgo de demencia. 

En los últimos años, se ha demostrado que la neuroplasticidad también desempeña un papel importante en el tratamiento de los trastornos mentales. Las personas con un trastorno mental tras someterse a terapia muestran cambios en la actividad cerebral que son explicables por la neuroplasticidad. 

En conclusión, la neuroplasticidad es un mecanismo crítico que permite que el cerebro se adapte a las circunstancias cambiantes. Es un determinante clave de la salud y la resiliencia del cerebro.

La neuroplasticidad en el Neurofeedback

El Neurofeedback es una técnica que se ha desarrollado en base a la capacidad que tiene nuestro cerebro de cambiar, la neuroplasticidad.

El Neurofeedback tiene como objetivo producir cambios en el funcionamiento cerebral a través del aprendizaje basado en el condicionamiento operante. Reforzando ciertos patrones cerebrales se podrá aumentar la presencia de éstos e inhibiendo otros se podrán disminuir. Tras un cierto tiempo de entrenamiento, el cerebro se reorganizará y adaptará su actividad y, en consecuencia, habrá un cambio en el comportamiento del individuo. 

La neuroplasticidad es lo que permite que ocurran cambios en nuestro sistema nervioso y el  Neurofeedback ofrece una forma de fomentar este proceso para permitir cambios saludables en los patrones neuronales.

La neuroplasticidad es imprescindible en el Neurofeedback ya que permite que el cerebro aprenda y mejore a partir de la retroalimentación que recibe. Esto puede ayudar a mejorar las funciones cognitivas y la salud general del cerebro.

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?