Problemas de memoria a causa de la ansiedad

La ansiedad es una respuesta de nuestro cuerpo que es habitual que aparezca en diferentes momentos a lo largo de la vida, pero, cuando se vuelve continua y excesiva, puede tener efectos negativos en la salud mental y física. Uno de estos efectos es la afectación de la memoria.

¿Cómo funciona la memoria?

La memoria se forma a través de tres procesos básicos: la codificación, el almacenamiento y la recuperación.

  1. La codificación es el proceso de convertir la información para que el cerebro la pueda almacenar.
  2. El almacenamiento es el proceso de mantener la información en la memoria.
  3. La recuperación es el proceso de acceder a la información almacenada en la memoria.

La memoria puede clasificarse de diferentes maneras y se pueden identificar varios tipos.

Según la duración, podemos hablar de memoria a corto plazo y a largo plazo. La memoria a corto plazo se refiere a la retención de información en la mente durante un breve periodo de tiempo, mientras que la memoria a largo plazo se refiere a la capacidad de almacenar y recuperar información durante un período prolongado, desde días hasta décadas.

Según el tipo de información almacenada, encontramos la memoria episódica, que se refiere a nuestros eventos vitales, y la memoria semántica, que hace referencia al conocimiento general.

Dependiendo de si memorizamos de forma consciente o inconsciente también podemos encontrar dos tipos de memoria, la explícita o la implícita, respectivamente.

¿Cómo afecta la ansiedad a la memoria?

La ansiedad puede afectar a la memoria en varios niveles, desde la codificación hasta la recuperación.

La ansiedad puede interferir con la capacidad de concentración y atención y, en consecuencia, dificultar la codificación de la información en la memoria. Además, la ansiedad puede interferir con la consolidación de la memoria a largo plazo, es decir, en el proceso de convertir la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo.

Por último, la ansiedad y los pensamientos intrusivos también pueden interferir con la recuperación de la memoria, lo que puede dificultar la capacidad de recordar información almacenada a largo plazo.

¿Qué tipos de memoria están más afectados?

La ansiedad puede afectar tanto la memoria a corto plazo como la memoria a largo plazo, pero algunos tipos de memoria pueden verse más afectados que otros. Al interferir con la capacidad atencional, la ansiedad está afectando negativamente a la memoria a corto plazo y, al dificultar la consolidación y recuperación, también afecta a la memoria a largo plazo.

En cuanto al tipo de información, la memoria episódica suele verse más afectada por la ansiedad que la memoria semántica, ya que esta última no suele tener ligado un componente emocional que sí tiene la memoria episódica y, además, suele tratarse de un conocimiento más asentado.

¿Qué puedo hacer si tengo problemas de memoria por culpa de la ansiedad?

Una de las cosas más importantes que debes tener muy presente, es cuidar de tu bienestar. Asegúrate de dormir lo suficiente, llevar una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente. Estos hábitos pueden ayudar a reducir el estrés y mejorar la salud mental en general.

También puedes probar técnicas de relajación, como la meditación o el yoga, para ayudar a reducir la ansiedad y mejorar la concentración y la memoria. Se ha demostrado que estas técnicas ayudan a reducir los niveles de estrés y mejoran la atención y la concentración.

Además, también puedes llevar a cabo algunas técnicas para ayudar a la memoria como la repetición, la elaboración o la organización. La repetición implica decir o escribir la información varias veces para ayudar a consolidarla y la elaboración implica conectar nueva información con conocimientos previos o experiencias personales. La organización, por otro lado, consiste en clasificar la información en categorías para ayudar a hacerla más fácil de recordar.

La mejor manera de prevenir los problemas de memoria relacionados con la ansiedad es tratar la ansiedad en sí misma. Poder contar con la ayuda de un profesional de la salud mental es la mejor manera de aprender a gestionarla.

Desde Neuroscenter llevamos a cabo terapias de última generación muy efectivas para tratar la ansiedad, como son el EMDR o el Neurofeedback. Poder mejorar tu ansiedad hará que los problemas de memoria asociados a ésta, y otras posibles afectaciones, también mejoren.

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Please enable JavaScript in your browser to complete this form.
Quiero que me llamen
Politica y privacidad
*Todas nuestras terapias se pueden realizar online a excepción de Neurofeedback

Fill in the form, we will respond as soon as possible

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?