¿Por qué no me funcionan las terapias?

Actualmente, son muchas las personas que experimentan dificultades emocionales y psicológicas y, es por esto que cada vez más personas buscan ayuda en la terapia psicológica. Sin embargo, no siempre encontramos aquella terapia que necesitamos para poder mejorar y nos hacemos esta pregunta ¿Por qué no me funcionan las terapias?

 

Razones por las que la terapia psicológica puede no funcionar

Resistencia al cambio

El cambio puede resultarnos difícil en muchas ocasiones, incluso aunque ese cambio sea para mejor.

A menudo, la resistencia al cambio se puede deber al miedo a lo desconocido o a la falta de confianza en nuestra capacidad para afrontar nuevos desafíos. La terapia puede implicar modificar lo que pensamos sobre algo, nuestra forma de actuar o incluso de sentir. A veces, esto supone abordar ciertos pensamientos o comportamiento que nos han acompañado durante mucho tiempo, y esto puede resultar difícil.

Esto es usual y no debemos verlo como una debilidad, sino que es el resultado de nuestras experiencias.

En muchos casos, la resistencia al cambio se puede superar en la terapia, pero será esencial tener una buena comunicación con el terapeuta para que éste nos pueda proporcionar un ambiente seguro para explorar nuestros miedos y trabajar en superarlos.

Incompatibilidad con el terapeuta

La relación entre el paciente y el terapeuta ha demostrado ser un factor crucial para el éxito del tratamiento. Como pacientes necesitamos sentirnos seguros y en confianza para poder expresarnos y hablar de las cosas más íntimas que nos suceden. En estos casos, es importante dar con un terapeuta con el que nos sintamos cómodos y con quién la relación y la comunicación sean fluidas.

Expectativas poco realistas

Es importante entender que la terapia no es una solución mágica para todos nuestros problemas. La terapia es un proceso que requiere tiempo, esfuerzo y paciencia.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que el éxito del tratamiento no recae únicamente en el terapeuta. El terapeuta está ahí para acompañar, guiar y ayudar al paciente en su proceso de cambio, pero es el paciente quien tiene que trabajar para llevar a cabo esos cambios y aplicarlos en la vida diaria.

No es realista esperar resultados inmediatos o creer que sólo acudir a terapia hará que se solucionen todos nuestros problemas. Debemos tener expectativas realistas sobre lo que la terapia puede hacer por nosotros.

Falta de compromiso o motivación

A veces, nos vemos obligados a asistir a terapia por ciertas circunstancias, pero no tenemos la motivación necesaria o no nos comprometemos al 100%. La terapia requiere un compromiso activo por parte del paciente, no solo durante las sesiones, sino también en el día a día. Es importante hacer un trabajo previo a asistir a terapia para estar en disposición de hacer los cambios necesarios y aplicar lo aprendido en terapia a nuestra vida diaria.

Problemas externos

A veces, los problemas externos pueden interferir en el éxito de la terapia. Por ejemplo, los problemas económicos, la falta de tiempo o los conflictos familiares pueden ser factores que afecten al progreso en la terapia.

Si estamos viviendo una relación tóxica o en nuestro entorno el ambiente es desfavorable, es posible que tengamos un alto nivel de estrés que haga que tengamos dificultades para concentrarnos en la terapia y trabajar en nuestros problemas personales.

Dentro de una relación tóxica, puede ser difícil que hagamos cambios positivos porque nos puede hacer sentir atrapados, impotentes y aisladas.

En el caso de tener problemas que estén afectando al tratamiento lo primero que debemos hacer es comunicárselo al terapeuta para encontrar conjuntamente una solución que permita continuar con la terapia.

La terapia escogida no es la adecuada

Cada persona es única y tiene unas necesidades particulares en cuanto a la salud mental, lo que les funciona a muchas personas puede no funcionarnos a nosotros. Es posible que, por diversas razones, no hayamos podido dar con la terapia más adecuada en un primer momento, pero existen muchas alternativas de tratamiento para abordar los diferentes trastornos psicológicos o dificultades emocionales que estemos atravesando.

Es fundamental escoger un centro o profesional de la salud mental con experiencia en el tratamiento de la sintomatología a tratar, que pueda realizar una primera evaluación de nuestro caso y de esta forma indicarnos cuál sería la aproximación más adecuada para nosotros. De la misma forma, también es esencial que pueda derivar nuestro caso a otro profesional en el caso de no ser él el terapeuta idóneo.

 

Consejos para hacer que la terapia funcione

Para que la terapia psicológica funcione, es importante tener en cuenta varios factores:

  1. Elige el momento adecuado: Es importante elegir el momento adecuado de la vida para acudir a terapia. En momentos de máximo estrés o con problemas urgentes que resolver, puede ser difícil concentrarse en la terapia. Debemos sentirnos preparados y tener motivación por empezar la terapia.
  2. Tómate tu tiempo: La terapia psicológica no es un proceso rápido y puede llevar tiempo ver resultados. Es importante ser paciente y permitir que el proceso se desarrolle naturalmente. A veces, se deben abordar temas profundos y complejos, por lo que es importante que nos tomemos el tiempo necesario para trabajar en ellos.
  3. No te sobrecargues de terapias: Aunque la terapia puede ser beneficiosa, no es necesario sobrecargarse con demasiadas terapias o técnicas a la vez. Debemos concentrarnos en la terapia o técnica que estemos realizando en este momento y permitir que se desarrolle completamente antes de valorar el hacer otra.
  4. Busca el terapeuta y la terapia adecuados: Es importante valorar el terapeuta y la terapia que queremos escoger. No todos los terapeutas son iguales y cada uno tiene su propia especialidad, enfoque y estilo de trabajo. Una buena relación terapéutica puede ser la clave para que la terapia sea efectiva. Un terapeuta calificado puede ayudarnos a elegir la terapia más adecuada para nuestras necesidades.
  5. Entorno favorable: Un entorno favorable que nos muestre apoyo es muy importante para el proceso terapéutico. Es muy positivo poder contar con un círculo de apoyo de amigos y familiares.
  6. Compromiso y práctica: La terapia es un proceso continuo, y es importante estar comprometidos y poner en práctica lo que se aprende. Esto puede ser decisivo para que podamos hacer cambios importantes en la vida, lo que puede ser difícil, pero es necesario para mejorar nuestro bienestar.

 

Terapia en Neuroscenter

En nuestro centro de psicología, ofrecemos una amplia variedad de terapias como son el EMDR, el Neurofeedback o la PNI y contamos con diversos profesionales de la salud mental, psicólogos y psiquiatras, expertos en el tratamiento de múltiples trastornos. Nuestro equipo puede ayudarte a encontrar la terapia que mejor se adapte a tus necesidades.

Antes de comenzar cualquier tratamiento, realizamos una evaluación exhaustiva para entender tus síntomas y necesidades. Con esta información inicial, podemos diseñar un plan de tratamiento personalizado.

Si estás buscando una terapia que pueda ayudarte a mejorar, no dudes en contactarnos desde cualquier lugar. Podemos realizar consulta presencial en nuestros centros de Barcelona y Girona o consulta online estés donde estés.

 

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Please enable JavaScript in your browser to complete this form.
Quiero que me llamen
Politica y privacidad
*Todas nuestras terapias se pueden realizar online a excepción de Neurofeedback

Fill in the form, we will respond as soon as possible

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?