TDAH: así afecta a la vida y los estudios de los niños

TDAH: así afecta a la vida y los estudios de los niños

¿Qué es el TDAH?

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad son el significado de las siglas TDAH. Quienes lo padecen son personas inquietas, nerviosas e impulsivas. Los niños siempre son los más perjudicados ya que desde la etapa escolar pueden observar como sus compañeros avanzan en los estudios, mientras que ellos no lo consiguen. Pero también afecta enormemente a sus vidas diarias. De hecho, muchos adultos sufren de TDAH, pero lo desconocen por no haber sido diagnosticados en su momento.

Sin embargo, existen tratamientos psicológicos que pueden ayudar notablemente a estos niños. Una vez que seamos conscientes de qué le ocurre, la vida del niño cambiará por completo para mejor. También es importante tener paciencia con ellos a causa de su hiperactividad, comprenderlos y facilitarles la vida adaptando las actividades a este problema.

¿Cómo puede afectar el TDAH a la vida diaria?

Una persona con TDAH vivirá una vida totalmente diferente a la nuestra. Su hiperactividad constante no le permitirá concentrarse ni estarse quieto ni un momento. Tampoco podrá terminar actividades que ha empezado ni leer relajadamente un libro. Generalmente, estos niños se frustran ya desde edades precoces porque ven que no alcanzan los mismos logros que los demás. Además, suelen estar bastante nerviosos y normalmente no se tiene paciencia con ellos.

Estos niños pueden sentirse realmente frustrados al llegar a la edad adulta porque se sienten incapaces de conseguir nada. Nunca podrán gestionar adecuadamente sus tareas ni su tiempo sin un tratamiento adecuado. Por ello es fundamental un diagnóstico profesional lo antes posible. Una vez realizada la evaluación todos podremos ayudar a que su vida sea más fácil.

Niños con TDAH en edad escolar

En la mayoría de las ocasiones, TDAH y fracaso escolar van de la mano. Al ser niños nerviosos y que no tienen una capacidad de concentración mínima enseguida se distraen, no prestan atención y no logran terminar las actividades eficientemente. También les cuesta respetar las reglas. Sin embargo, todo puede mejorar con un diagnóstico. Nosotros podemos darle el tratamiento psicológico que necesita, son terapias eficaces, divertidas y no invasivas.

También sufren dificultades para recordar lo que han estudiado o la orden que le han dado. Se distraen tan fácilmente que es muy fácil que se olviden de las cosas. Si no se diagnostica a tiempo el niño con TDAH es posible que repita curso, que tenga dificultades con la lectura y que necesite unas clases de apoyo escolar, aunque adaptadas a esta problemática.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar