¿Qué son los trastornos del aprendizaje?

Los trastornos del aprendizaje (TA) son trastornos del neurodesarrollo, que resultan de interacciones biológicas complejas, del entorno de la persona, y de la presencia de factores protectores. Su prevalencia entre la población en edad escolar es de entre un 5% y un 15%, por lo que es algo que merece especial atención.

Así pues, los TA se manifiestan en forma de dificultad inesperada, persistente, y específica a la hora de adquirir un aprendizaje, a pesar de recibir una educación convencional y de tener un nivel de inteligencia y unas oportunidades socioculturales apropiadas.

Los TA persisten durante toda la vida, las dificultades que muestran los alumnos que los padecen son persistentes, y repercuten de forma negativa durante toda su vida escolar. Es por esto que es importante diferenciarlos de las dificultades transitorias en el aprendizaje.

    Así pues, resulta importante hacer una detección a tiempo, un diagnóstico correcto, y un tratamiento efectivo, para evitar que el niño sufra problemas asociados que afecten a su autoestima o su bienestar emocional, y conseguir que pueda adquirir los conocimientos necesarios. Cuando se realiza una detección a tiempo y una intervención apropiada los niños y adolescentes son capaces de superar o aprender a compensar los problemas que se presentan en la escuela.

¿Quieres que te ayudemos ?
Píde información sin ningún compromiso.

¿Cómo saber si un niño o niña tiene problemas de aprendizaje?

Es habitual que en ocasiones los niños pueden tener dificultades relacionadas con  determinados temas o habilidades en la escuela. Cuando existe un esfuerzo pero todavía hay una dificultad con un conjunto de habilidades específico, esto puede ser un signo de TA. Tener un TA significa que existe una dificultad en una (o más) área del aprendizaje, incluso si presenta una motivación e inteligencia normal, o en algunos casos, incluso superiores a lo habitual.

A continuación te presentamos algunos de los síntomas de los trastornos de aprendizaje:

  • Dificultad para distinguir entre derecha e izquierda
  • Inversión de letras o números después de primer o segundo grado
  • Dificultad para reconocer patrones o clasificar objetos por forma o tamaño
  • Dificultad para comprender y seguir instrucciones
  • Dificultad para recordar lo que se acaba de leer o decir
  • Falta de coordinación motora
  • Dificultad para realizar tareas manuales (dibujar, escribir, cortar, etc.)
  • Dificultad para entender el concepto de tiempo

Los niños que sufren trastornos del aprendizaje suelen sentirse frustrados por no poder dominar un tema pese a su esfuerzo, y es frecuente que se comporten mal, se sientan desamparados, o se abstraigan.

Un diagnóstico temprano y adecuado para cada trastorno es esencial para que el niño pueda recibir el tratamiento correcto. Así pues si sospechas que tu niño o niña sufren de trastornos del aprendizaje, consulta a un especialista para realizar un diagnóstico clínico.

Tipos de trastornos del aprendizaje

Resulta muy importante que los padres estén informados acerca de los TA y de cuál es su papel al respecto desde el primer momento, por lo que resulta esencial conocer los diferentes trastornos del aprendizaje así como los síntomas descritos anteriormente.

A continuación te presentamos los principales trastornos del aprendizaje:

Dislexia

Es una dificultad para leer y aprender mediante la lectura. Es normal que cuando los niños aprenden a leer y escribir confundan las letras “b” y “d”, o los números 6 y 9, así como otros tipos de palabras. Sin embargo si bien este problema se supera normalmente antes de los 7 años de edad, en el caso de jóvenes que padecen dislexia, estos problemas persisten a lo largo de toda la vida, y su repercusión y manifestaciones cambian a lo largo de ésta.

Discalculia

Es una dificultad para aprender y procesar conceptos numéricos, así como para realizar cálculos matemáticos. Aunque las matemáticas pueden resultar difíciles para muchos alumnos, la discalculia puede hacer por ejemplo, que un adolescente no comprenda conceptos matemáticos básicos. Es característico que las dificultades numéricas aparezcan durante la educación infantil. Si aparecen después de segundo o tercer grado de primaria, probablemente se deban a otras causas. La discalculia a menudo se presenta junto con otros trastornos del neurodesarrollo.

Disgrafía

Es una dificultad para escribir que resulta de la dislexia, de un déficit de coordinación motora, o de problemas en la interpretación del espacio. Se manifiesta de formas diferentes dependiendo de sus causas.

Discapacidad de la memoria y el procesamiento auditivo

Esta discapacidad se refiere a la dificultad para recordar y comprender palabras o sonidos. Es posible que se escuche con normalidad, pero que sin embargo no se consiga recordar la información o partes relevantes, o que se escuche una frase y no se pueda procesar, ya sea por usar palabras complejas, por la velocidad en el habla, o por haber ruidos de fondo. Si existe un trastorno del procesamiento auditivo central (TPAC) el ruido de fondo de una aula, o el sonido de un ventilador u aire acondicionado, pueden interferir en el aprendizaje.

Otros trastornos

Existen casos de niños con dificultades visoespaciales y en la coordinación grafomotriz, que a menudo presentan también poca habilidad motriz en general. Esta sintomatología ha recibido diferentes nombres como trastorno del aprendizaje no verbal (TANV), trastorno del aprendizaje procedimental, síndrome del hemisferio derecho, trastorno del desarrollo de coordinación, o déficit de atención, motor y de percepción (DAMP), aunque ninguno de estos términos ha sido totalmente aceptado.

Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Aunque no es estrictamente un TA, merece la pena mencionarlo por su elevada prevalencia escolar (3%-8%) y su repercusión en el aprendizaje. Conoce cómo tratamos el TDAH con nuestra terapia no invasica.

¿Cómo tratar los problemas de aprendizaje?

El primer paso es una detección temprana y apropiada por parte de un profesional de la salud que realice un diagnóstico clínico, ya que cuanto antes comience la intervención mayor será su eficacia. Es por eso que es importante que los padres estén informados desde el primer momento, y que conozcan los signos y síntomas que hemos mencionado anteriormente, así como  su papel al respecto. Asimismo es muy  importante evitar que los padres actúen como terapeutas, pues su papel debe ser de apoyo en momentos difíciles y de potenciación de las fortalezas de los hijos.

 La tendencia actual en el mundo educativo es la “respuesta a la intervención” que defiende una evaluación universal para detectar y abordar los problemas lo antes posible. El objetivo es que la escuela intervenga y ayude al niño sin que se retrase demasiado.

El tratamiento para cada niño, tanto en la escuela como en terapia, irá cambiando con el tiempo y el enfoque de dicho tratamiento debe irse adaptando a cada etapa.

Resulta imprescindible la coordinación entre la escuela, la familia, y los especialistas encargados del diagnóstico y la reeducación.

Así pues el tratamiento de los TA debe basarse en adaptaciones escolares mediante una atención individualizada, y en la reeducación. En este sentido la intervención psicopedagógica debe dirigirse a compensar las dificultades y a potenciar las habilidades.

Gracias al desarrollo de técnicas neurocientíficas como el neurofeedback, se ha demostrado que es posible corregir y estimular las áreas del cerebro afectadas, regulando su actividad, lo cual en este tipo de trastornos, se traduce en una mejoría a nivel cognitivo y en el aprendizaje.

En Neuroscenter contamos con amplia experiencia en el tratamiento de trastornos del aprendizaje por parte de nuestro equipo de expertos. Si quieres concertar una cita o necesitas cualquier información adicional no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Rellena el formulario

Te contactaremos a la brevedad para agendar tu cita

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?