La opresión del cuerpo

“La belleza está en los ojos de quien la mira”, Oscal Wilde

El modelo estético puede ser imperante, sin embargo, no puede negarse que una sonrisa o un gesto puede resultar tremendamente atractivo.
Actualmente impera un modelo estético estandarizado, algo que puede llevar a la obsesión y a la constante búsqueda de la perfección.

Todo esto puede llevar a diversas patologías: trastorno dismórfico corporal, trastornos alimentarios y muy relacionado también con trastornos depresivos, ansiosos y obsesivo-compulsivo.

A continuación se expone algunas características fundamentales, según DSM 5:

  • Preocupación por algún defecto imaginado del aspecto físico en una persona normal.
  • Cuando hay leves anomalías físicas la preocupación del individuo es excesiva y provoca elevado malestar.

Algunos comportamientos habituales que comportan una profunda insatisfacción son:

  • Mirarse en el espejo
  • Arreglarse durante mucho tiempo.
  • Camuflar los “defectos” con maquillaje, ropa, flequillo, sombrero, etc.
  • Comprar compulsivamente ropa con la finalidad de verse mejor.
  • Acudir con frecuencia a centros de estética
  • Buscar refuerzo social para combatir la elevada ansiedad.
  • Involucrarse con cierta frecuencia en dietas y ejercicio.
  • Hacer mediciones y evaluaciones continuas y repetitivas.

Características clínicas, distorsiones cognitivas

Distorsiones cognitivas

Una posible consecuencia de todo ello son los trastornos de conducta alimentaria (TCA), por ejemplo la bulimia o la anorexia.

Anorexia

La anorexia puede ser restrictiva o purgativa. Algunas características son:

  • A nivel conductual: restricción en la ingesta de alimentos, aumento de actividades relacionadas con la comida (interés en recetas, cocinar para otros, etc), aumento de actividad física, conductas purgativas (vómitos, laxantes, diuréticos, etc).
  • A nivel psicológico: miedo intenso a comer y ganar peso, alteración subjetiva de las dimensiones del cuerpo, aumento de la obsesividad y perfeccionismo, retraimiento, menos comunicación con familiares y amigos, humor depresivo, baja autoestima.
  • Repercusiones físicas: índice de masa corporal bajo, amenorrea (retirada de la regla), hipotensión, piel seca, caída del cabello, uñas frágiles, extremidades frías, analíticas alteradas, repercusiones cardíacas, etc. Si hay vómitos puede aparecer lesiones dentales y erosiones de los dedos.

Bulimia

  • Episodios recurrentes de atracones, comportamientos compensatorios inapropiados para evitar el aumento de peso (vómito, uso de laxantes, diuréticos, el ayuno o el ejercicio excesivo.
    Bulimia
  • En relación al desarrollo y curso de estos trastornos suelen comenzar en la adolescencia o edad adulta temprana. El inicio puede darse en la pubertad, después de los 40 años es infrecuente.
  • Se ha comprobado que existe un riesgo significativamente alto de mortalidad (suicidio y otras causas). Suele ser habitual el consumo de sustancias: alcohol o estimulantes. El consumo de estimulantes a menudo se inicia como un intento para controlar el peso y el apetito.
  • Algunas personas con TCA, pueden mostrar características de la personalidad de algún trastorno de personalidad, el más frecuente el trastorno límite de la personalidad.
  • La percepción que tenemos de nuestro cuerpo explica al menos 25% de nuestra autoestima.

Cuando la persona se siente insatisfecha como resultado de una discrepancia entre el yo percibido y el yo ideal (aquel que aspira ser) surge el yo rechazado, como consecuencia de la preocupación por la percepción corporal.

En Neuroscenter aplicamos diversas terapias para abordar la imagen corporal y los trastornos de conducta alimentaria. Por ejemplo, existe un protocolo EMDR, para trabajar la identidad personal y el yo rechazado.

Por Marina Bolós Pozuelo.

Deja un comentario

Rellena el formulario

Te contactaremos a la brevedad para agendar tu cita

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?