Mitos y realidad del TDAH

Mitos y realidad del TDAH

Si existiera un libro de “Cómo ser padres”, se trataría de un manual de múltiples páginas, constaría de muchos capítulos, en función de la variedad de niños que hay. Si, hablamos de un niño con TDAH, algo muy concreto, el manual tendría diversos subapartados, mostrando las excepciones y dificultades de un niño con TDAH.

Ha sido un tema que ha estado en boca de muchos, y por ello debemos hablar de ello con naturalidad de lo que le pasa a un niño con TDAH, sin poner etiquetas ni estigmatizando, por ello es importante adoptar una actitud positiva, para saber cuales son sus necesidades y poder estar con él.

Está claro que criar a un niño, más movido o disperso de lo habitual es complicado, y por ello, no es de extrañar que los padres  se sientan desbordados, o que alguna vez hayan oído frases como:

  • Tu hijo es un maleducado, no lo sabes criar.
  • Yo esto no lo haría así, es mejor si…
  • Tu hijo no está invitado al cumpleaños de mi hijo, siempre se porta mal.

Tal vez no exista el manual de “Cómo ser padres de X”, pero en Neuroscenter estamos aquí para acompañarte, brindando una atención personalizada. Podemos ayudarte para mejorar la comunicación, consensuar pautas, establecer límites, etc.

Síntomas que presentan en general los niños con TDAH

Déficit de atención

  1. Frecuente incapacidad para prestar atención a los detalles junto a errores por descuido en las labores escolares y en otras actividades.
  2. Frecuente incapacidad para mantener la atención en las tareas o en el juego.
  3. A menudo aparenta no escuchar lo que se le dice.
  4. Imposibilidad persistente para cumplimentar las tareas escolares asignadas u otras misiones.
  5. Disminución de la capacidad para organizar tareas y actividades.
  6. A menudo evita o se siente marcadamente incómodo ante tareas como los deberes escolares, que requieren un esfuerzo mental mantenido.
  7. A menudo pierde objetos necesarios para unas tareas o actividades, como material escolar, libros, etc.
  8. Fácilmente se distrae ante estímulos externos.
  9. Con frecuencia es olvidadizo en el curso de las actividades diarias.

Hiperactividad

  1. Con frecuencia muestra inquietud con movimientos de manos o pies, o removiéndose en su asiento.
  2. Abandona el asiento en el aula o en otras situaciones en las que se espera que permanezca sentado.
  3. A menudo corretea o trepa en exceso en situaciones inapropiadas.
  4. Inadecuadamente ruidoso en el juego o tiene dificultades para entretenerse tranquilamente en actividades lúdicas.
  5. Persistentemente exhibe un patrón de actividad excesiva que no es modificable sustancialmente por los requerimientos del entorno social.

Impulsividad

  1. Con frecuencia hace exclamaciones o responde antes de que se le hagan las preguntas completas.
  2. A menudo es incapaz de guardar turno en las colas o en otras situaciones en grupo.
  3. A menudo interrumpe o se entromete en los asuntos de otros.
  4. Con frecuencia habla en exceso sin contenerse ante las situaciones sociales.
Abrir chat