Ictus Síntomas

¿Cuándo se produce un Ictus?

El ictus o accidente cerebrovascular se produce cuando un coágulo obstruye algunos vasos sanguíneos y no llega sangre a esa zona del cerebro donde hay el tapón. O bien una rotura arterial o un estrechamiento de las arterias pueden ocasionar los ictus.

Hay muchos factores que pueden aumentar la probabilidad de sufrir un Accidente cerebral y contribuyen en que se produzca. Entre ellos podemos destacar: hábitos de vida poco saludables en cuanto a alimentación, ejercicio o consumo de sustancias, enfermedades como la hipertensión, la diabetes o el colesterol alto, ser mayor de 55 años, ser mujer, etc.

Después de haberlo sufrido es necesario realizar una rehabilitación y un tratamiento psicológico que ayude al paciente a recuperar su actividad normal.

Síntomas de un Ictus

El ictus suele presentarse de manera imprevista, sin avisar, aunque hay ciertas señales o síntomas que nos avisan de que la persona tiene un cuadro típico de ictus.

Ictus Síntomas ¿Existen señales de alarma?

Los primeros síntomas en aparecer y que deben tomarse como señal de alarma, son:

  • Pérdida súbita de la fuerza y sensibilidad de la mitad del cuerpo.
  • Entumecimiento de las extremidades.
  • Confusión repentina, dificultad para hablar.
  • Debilidad, pérdida del equilibrio, falta de coordinación, dolor de cabeza repentino, visión borrosa o pérdida de la visión.

¿Cómo podemos actuar frente a los síntomas del ictus?

Ante la aparición de cualquiera de los síntomas de Ictus es vital actuar con la máxima urgencia posible.

Si el paciente puede ser atendido en un centro hospitalario durante las primeras 6 horas tras el inicio de los síntomas del Ictus esto contribuirá a la reducción de las futuras complicaciones hasta en un 30%.

Por tanto, lo que debemos hacer en primer lugar es contactar con el servicio de emergencias o acudir a un centro médico cercano. Es aconsejable, mientras se está esperando recibir la atención médica, seguir las siguientes pautas:

  • Acompañar a la persona en todo momento, tratar de calmarle, sin forzarle a hablar.
  • Procurar que esté en una posición cómoda, tumbada con la cabeza un poco levantada. En caso de que esté inconsciente ponerle en posición lateral.
  • No darle ningún medicamento, ni agua, ni comida.

Causas de un accidente vascular

Los factores de riesgo que pueden causar un ictus son:

  • La edad: entre los 55 y los 60 años se incrementa el riesgo de sufrir un ictus
  • Enfermedades como la diabetes, un nivel alto de colesterol en la sangre
  • La hipertensión que es una de las causas más comunes del ictus

Entre los factores directamente vinculados a los hábitos pocos saludables nos encontramos con:

  • El tabaco: la nicotina y el monóxido de carbono producen un daño irreparable en el sistema cardiovascular
  • El alcohol: El abuso de alcohol, sobre todo en la mediana edad es un factor de riesgo
  • Drogas: algunas drogas como la cocaína son responsables de ciertos accidentes cardiovasculares porque aumentan la presión arterial o bien el estrechamiento de los vasos sanguíneos y puede producir también alteraciones en la coagulación
  • El sobrepeso y la vida sedentaria

¿Se puede prevenir un Ictus?

Existen posibles causas o factores de riesgo sobre las cuales no se puede actuar, como es la edad o el ser mujer, que aumentan la posibilidad de sufrir un Ictus.

No obstante, sí es posible actuar sobre otras de las posibles causas del Ictus y es determinante que podamos llevar a cabo estas acciones preventivas.

Consejos para prevenir el ictus

Esencialmente, el mantener un estilo saludable es lo más importante a tener en cuenta. Llevar una dieta sana, rica en frutas y verduras, realizar ejercicio físico aeróbico de forma regular, no consumir alcohol, tabaco u otras drogas, etc. Estos hábitos contribuirán a reducir la probabilidad de tener un Ictus y también la probabilidad de sufrir otras enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes u obesidad, que a su vez también es positivo para prevenir el Ictus.

Otro factor muy importante a tener en cuenta es que, en el caso de padecer alguna enfermedad que predisponga a tener un Ictus, se siga el tratamiento establecido de forma muy rigurosa y se mantenga un seguimiento médico estricto.

Tratamiento psicológico durante el accidente y después cuando se recibe el alta

Una rápida atención acota el daño cerebral. Minimiza las secuelas que tanta frustración crea en los pacientes que ven cómo han perdido algunas habilidades y tienen que aprenderlas de nuevo. Por ejemplo, la movilidad, la memoria, la capacidad para comunicarse con coherencia. Las primeras horas son vitales, cuanto más tiempo transcurra más neuronas se destruirán.

Uno de los tratamientos para recuperar al paciente tras un ictus es la rehabilitación neurológica y una terapia complementaria como el neurofeedback, un entrenamiento que permite el ensayo en el área del cerebro afectada por el ictus y ayuda a reconstruir las conexiones entre neuronas

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?