Ictus: causas, síntomas y tratamientos

Ictus: causas, síntomas y tratamientos

El ictus o accidente cerebrovascular se produce cuando un coágulo obstruye algunos vasos sanguíneos y no llega sangre a esa zona del cerebro donde hay el tapón. O bien una rotura arterial o un estrechamiento de las arterias pueden ocasionar los ictus.

Después de haberlo sufrido es necesario realizar una rehabilitación y un tratamiento psicológico que ayude al paciente a recuperar su actividad normal.

Veamos en esta entrada algunas causas que producen esta enfermedad.

Causas de un accidente vascular

Los factores de riesgo que pueden causar un ictus son:

-La edad: entre los 55 y los 60 años se incrementa el riesgo de sufrir un ictus
-Enfermedades como la diabetes, un nivel alto de colesterol en la sangre
-La hipertensión que es una de las causas más comunes del ictus

Entre los factores directamente vinculados a los hábitos pocos saludables nos encontramos con:

-El tabaco: la nicotina y el monóxido de carbono producen un daño irreparable en el sistema cardiovascular
-El alcohol: El abuso de alcohol sobre todo en la mediana edad es un factor de riesgo
-Drogas: algunas drogas como la cocaína son responsables de ciertos accidentes cardiovasculares porque aumentan la presión arterial o bien el estrechamiento de los vasos sanguíneos y puede producir también alteraciones en la coagulación
-El sobrepeso y la vida sedentaria

Síntomas que nos harán reconocer un ictus

El ictus suele presentarse de manera imprevista, sin avisar, aunque hay ciertas señales que nos avisan de que la persona tiene un cuadro típico de ictus:

El entumecimiento de las extremidades. Confusión repentina, cuando la persona está sufriendo el ictus pierde la capacidad momentánea para hacerse entender, no halla las palabras para decirnos que algo va mal. Debilidad, pérdida del equilibrio, falta de coordinación, dolor de cabeza repentino, visión borrosa son otros de los síntomas.

Tratamiento psicológico durante el accidente y después cuando se recibe el alta

Una rápida atención acota el daño cerebral. Minimiza las secuelas que tanta frustración crea en los pacientes que ven cómo han perdido algunas habilidades y tienen que aprenderlas de nuevo. Por ejemplo, la movilidad, la memoria, la capacidad para comunicarse con coherencia. Las primeras horas son vitales, cuanto más tiempo transcurra más neuronas se destruirán.

Uno de los tratamientos para recuperar al paciente tras un ictus es la rehabilitación neurológica y una terapia complementaria como el neurofeedback, un entrenamiento que permite el ensayo en el área del cerebro afectada por el ictus y ayuda a reconstruir las conexiones entre neuronas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar