Crisis de pareja: pedir ayuda para salvarla

Seguramente en tu entorno conoces a alguien que ha tenido dificultades con su pareja, o quizá lo has vivido en carne propia. Las crisis de parejas se inician cuando una, o tal vez las dos personas que la conforman, demanda ayuda.

Antes de que pienses que todo está perdido en tu relación, debes tener en cuenta que los conflictos siempre son algo que siempre va a estar presente en la convivencia marital, amorosa o conyugal.

Sin embargo, no debes alarmarte si se despliega una crisis, puesto que ella conlleva a un cambio inevitable que no necesariamente deba ser negativo, ni llegar a una ruptura.

Estos cambios inevitables entre parejas, son consecuencias de factores internos o externos, que no se han podido canalizar en conjunto. Ten en cuenta que cada persona evoluciona dentro del compromiso, a un mismo ritmo, pero de manera distinta.

Lo importante en este tipo de situaciones es reconocer los cambios que se te presentan, sin evadir las responsabilidades que te competen tanto a ti, como a tu cónyuge, esposo o compañero.

Origen y síntomas de una crisis

Las crisis de pareja por lo general no se fundan de manera imprevista, por el contrario, seguro ambas partes, ya han empezado a notar cambios, que han dejado pasar. Cada acto de los implicados en la relación, va anunciando un desapego, así que, debes estar atento/a a estas alarmas, son los típicos síntomas de que algo va mal, y de que es tiempo de revisarte.

Indiferencia y actitud pasiva

La sensación de abandono que te origina la apatía de tu pareja, es capaz de impulsarte a unirte a su indiferencia, dejándole a la rutina la responsabilidad del camino que seguirá la relación.

Falta de implicación

Si restas importancia a los gustos de tu pareja, le acompañas poco o nunca en sus actividades recreativas, y ni siquiera vais juntos por ejemplo, a una cita médica, debes preocuparte, ya que esta actitud puede dar inicio a la desilusión de tu compañero/a, o quizás ya esté presente en tus emociones.

Poco interés

¿Has dejado de reaccionar ante las dolencias y alegrías de tu pareja?, tal vez hasta hayas olvidado fechas importantes para los dos, como un cumpleaños o vuestro aniversario de bodas. Cuando esto ocurre se evidencia un desinterés que puede llegar a desanimar a la otra parte.

Problemas de comunicación

Uno de los factores más importantes para vivir en pareja, y que no debe fallar, es la comunicación. Cuando disminuye el respeto hacia el punto de vista del otro, o peor, si ya ni le hablas a tu compañero y vivís como si fuerais extraños, te aseguro que, ¡tu relación está cayendo en picado!

Permanente estado de irritabilidad

¿Te has vuelto irascible y estas a la defensiva cada vez que te habla tu pareja? La cólera acumulada y la poca comunicación, generan hostilidad en la relación, y por ende, mala convivencia.

Pocos momentos positivos compartidos

A veces, en las relaciones de pareja pasa el tiempo y la monotonía está siempre presente, ya no se sale juntos al cine, a un bar, a bailar, o a reírse de sus cuentos. ¿Ha pasado mucho tiempo desde la última salida de fin de semana? Si se reducen estos momentos de diversión, es posible que al mismo tiempo disminuya la calidad de la relación.

Disminuye la confianza

Al principio de tu relación de pareja, seguro solías contarle a tu pareja abiertamente detalles de tu vida íntima, o secretos que no revelabas a nadie, ahora, notas que ya no hay sinceridad en vuestras conversaciones o en la relación en general. Se incrementa la desconfianza, e incluso, aparecen los celos de manera incesante.

Disminución de la actividad sexual

Existen muchas razones o variables que afectan la intimidad en las parejas, puede estar vinculada con estrés, fatiga o la llegada de los hijos. Sin embargo, si notas que, mientras la frecuencia con la que tienen relaciones sexuales es muy poca, tal vez estás viviendo una crisis de pareja.

Carencia de empatía

La falta de comprensión de las emociones o sentimientos de tu pareja, y los malos juicios frecuentes respecto a sus acciones, aceleran el camino hacia las crisis.

Renunciar a proyectos que tenían en común

Tener proyectos en común ayuda a mantenerse comprometidos con un mismo fin. Seguro que al iniciar tu relación te hizo mucha ilusión hacer planes para decorar tu vivienda, programar la llegada de los niños, o algún emprendimiento familiar. Si ahora ya no te genera la misma emoción seguir con esos planes, también estás echando a un lado el proyecto de vida en pareja.

Soluciones para superar problemas y crisis de pareja

Una vez detectados los síntomas, cada miembro de la pareja, debe apostar por la superación de la crisis. Te dejo algunas recomendaciones:

  • Comunícate abiertamente: cada quien tiene derecho a manifestarse a sus anchas, sin insultar, alzar la voz, ni mucho menos cercenar el criterio del otro. Es importante que actúes con humildad, sin imponer tu punto de vista de manera constante, y que valores las opiniones de tu pareja.
  • Adaptarse a las necesidades de cada uno: tanto tú como tu pareja, debéis tratar en la medida de lo posible de aceptar las debilidades que tiene cada uno. No es más que tu pensamiento el que determina qué es una debilidad, así que trata de no verlo como tal, y acompaña a tu compañero(a) en todo momento.
  • Quita el foco de lo negativo: trata de pensar en las cosas buenas que ha hecho tu pareja, cuando estamos molestos solo queremos ver sus supuestos errores. Mira su acciones y no a la persona.
  • Escucha sin interrumpir: no se trata solo de oír, ¡tienes que escuchar con atención! Que se evidencie tu interés por lo que te dice tu pareja en la respuesta que proporciones.
  • Compartid tiempo de calidad: intenta compenetrarte nuevamente con las actividades que solíais hacer juntos, o busca otras que podáis hacer en común, aunque sea poco tiempo, disfrutad cada momento.
  • Piensa antes de hablar: cuando estamos ofuscados solemos herir con nuestras palabras, si la situación está tensa, lo mejor es parar, calmarte, y reflexionar, para luego dialogar.
  • Evita rememorar el pasado: mantente centrado en el presente, sin remover discordias de años atrás, traer conflictos a la actualidad solo te hará sufrir nuevamente lo vivido antes. ¡Vive el hoy, y disfruta más en pareja!

Deja un comentario

Rellena el formulario

Te contactaremos a la brevedad para agendar tu cita

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?