Cómo superar los complejos físicos en verano

Cómo superar los complejos físicos en verano

Aquellas personas que consideren que tienen algún tipo de complejo, ya sea físico o incluso relacionado con el carácter y la manera de ser con otras personas, acaban teniendo un aspecto en común: la baja autoestima.

La autoestima es la valoración que cada uno hace a nivel emocional de sí mismo, de cómo se puntúa por así decirlo, en un sentido global.

En una sociedad en el que hay ciertos cánones y modelos de belleza como incluso de éxito a nivel social, eAnte esta situación tenemos la opción de amoldarnos y querer compartir las normas de lo impuesto o decidir aceptar la singularidad de cada uno. Ninguna de las dos opciones significa un trabajo fácil ya que en la primera requiere de un proceso de adaptación y de aprendizaje de todo un conjunto de comportamientos y estilos de vida a seguir y en la segunda opción implica enfrentarse en un sinfín de situaciones a contracorriente y con cierta soledad.

El trabajo personal durante el año ya sea con un terapeuta como en el propio gimnasio permiten poder enfrentarse al hecho de que en el verano se expone el cuerpo mucho más que en cualquier otro momento del año y normalmente se aumenta el contacto social por las vacaciones y el buen tiempo que invita a salir y compartir terrazas y momentos con los otros.

Tanto la parte física como emocional o psicológica deben de cuidarse y atenderse de forma regular no solo por la autoestima sino por el propio concepto de bienestar y salud, ya que la salud mental, también es salud.

A nivel psicológico, el tener una baja autoestima tiene implicaciones como un bajo estado de ánimo, posibles signos de ansiedad o un cierto aislamiento social. En casos más graves podemos encontrarnos con personas que han dejado de intentar realizar sus objetivos personales por no hacer frente a este tipo de complejo. El no sentirse cómodo con uno mismo tiene una consecuencia directa en nuestra calidad de vida y en este momento es cuando uno se puede plantearse iniciar un cambio ya sea de forma autónoma o con ayuda de algún profesional.

Este primer paso es necesario para poder iniciar el camino para trabajarse la autoestima y disfrutar de las opciones que la vida ofrece de forma plena y sin ningún tipo de ataduras.

 

Autora: Carolina Palomar
Psicóloga General Sanitaria en Neuroscenter
Especialista en salud mental adultos y perinatal
Terapeuta EMDR, ACT y Mindfulness con base cognitivo-conductual

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar