Biofeedback y Neurofeedback

¿Qué es el Biofeedback?

El Biofeedback se define como un proceso mediante el que se obtiene una mayor conciencia de las funciones fisiológicas y como consecuencia la persona es capaz de regular dichas funciones de forma voluntaria.

El Biofeedback se lleva a cabo mediante unos sensores que miden funciones corporales. La información que recogen estos aparatos ayudará al paciente a desarrollar un control sobre su cuerpo y así mejorar su salud.

Algunos de los diferentes tipos de Biofeedback que existen son: el respiratorio, del flujo sanguíneo, de la presión arterial, del ritmo cardiaco, de la tensión muscular o el Neurofeedback.

Opiniones del Biofeedback ¿Es efectivo?

El Biofeedback se utiliza cada vez con mayor frecuencia en el tratamiento de una amplia gama de trastornos. Su eficacia varía según el trastorno en el que ha sido aplicado. Por ejemplo, se han podido obtener muy buenos resultados en incontinencia urinaria en mujeres, dolor de cabeza en adultos, hipertensión, estreñimiento o dolor crónico. En el caso concreto del Neurofeedback, en TDAH, ansiedad o epilepsia.

Es necesario continuar estudiando la eficacia del Biofeedback en otros trastornos, como problemas inmunológicos, trastornos alimentarios o lesiones de columna vertebral, ya que es necesario demostrar con rigor científico su eficacia. (Carrobles, José Antonio. (2016). Bio/neurofeedback. Clínica y Salud, 27(3), 125-131.).

Lee más sobre los opiones de Neurofeedback.

Neurofeedback dinámico

Relación entre Biofeedback y Neurofeedback

El Neurofeedback es un tipo específico de Biofeedback donde los datos que se registran son específicamente las ondas cerebrales. La información recopilada mediante un Electroencefalograma (EEG) permite que una persona comprenda cómo funciona su mente, que es el primer paso para aprender a controlar y así mejorar el rendimiento.

El cerebro emite constantemente mensajes en forma de impulsos eléctricos. El EEG permite observar estos impulsos, conocidos como ondas cerebrales, y de esta manera determinar si hay ciertas funciones que se pueden estar viendo afectadas. Una vez que se analizan estos patrones eléctricos se puede llevar a cabo un plan de entrenamiento para que el cerebro aprenda una manera más efectiva de funcionar, mejorando así el rendimiento y el bienestar psicológico.

El Neurofeedback o EEG Biofeedback se utiliza para mejorar diferentes síntomas psicológicos como la Ansiedad, los Trastornos afectivos, TOC, TDAH, Insomnio o Trastornos de personalidad, entre otros. Además, puede ser efectivo en la mejora de capacidades cognitivas como la memoria, atención o concentración.

¿Cómo es una sesión de Neurofeedback?

Inicialmente, se realiza una evaluación personalizada para conocer el motivo de consulta y los objetivos del paciente y así decidir si el Neurofeedback puede ser beneficioso para una persona en concreto.

Una vez realizada esta primera sesión, se llevará a cabo un Mapeo Cerebral (EEG) para conocer los patrones de ondas cerebrales que pueden estar causando la sintomatología y crear un plan personalizado de entrenamiento.

A partir de aquí, ya puede comenzar el entrenamiento en Neurofeedback que se extenderá como mínimo durante 20 sesiones. El paciente se sentará en un sillón y, mientras tiene colocado un gorro con sensores que van recogiendo la información de sus ondas cerebrales, visualizará un vídeo o escuchará una música que reforzará unos tipos de ondas e inhibirá otros.

Al finalizar las 20 sesiones de Neurofeedback se realizará otro Mapeo Cerebral para poder confirmar los cambios que se han producido de forma objetiva.

Obtén más información sobre las sesiones de neurofeedback haciendo clic aquí.

Diferencia entre Biofeedback y Neurofeedback

Como ya hemos indicado, podemos definir el Neurofeedback como un tipo de Biofeedback, por lo cual estos tratamientos comparten muchas características. No obstante, podemos destacar ciertas diferencias entre ambas técnicas.

Amplitud de estudio

La principal diferencia a comentar es que el Biofeedback incluye varios tipos de técnicas que utilizan la información fisiológica del cuerpo, siendo una de ellas el Neurofeedback.

Es decir, el Neurofeedback es uno de los muchos tipos de Biofeedback que existen. Son ejemplos de otros tipos de Biofeedback: de temperatura, de tasa cardíaca, de tensión muscular o de tasa respiratoria.

Datos obtenidos

El Neurofeedback se basa en el registro de la actividad cerebral, concretamente de las ondas o impulsos eléctricos. En cambio, el Biofeedback se basa en la información obtenida de diversas funciones fisiológicas o biológicas como son el flujo sanguíneo, la conductancia de la piel, pulsaciones, la respiración, etc.

Aplicación clínica

El campo de aplicación del Biofeedback es muy amplio, se ha utilizado para el tratamiento de sintomatología o trastornos muy diversos. Algunos ejemplos son: lesiones musculares, enfermedades coronarias, dolor crónico, diabetes, adicciones o incontinencia urinaria, entre muchos otros.

El Neurofeedback se aplica sobre todo en el ámbito psicológico y neuropsicológico para mejorar aspectos como: estado de ánimo, ansiedad, insomnio, capacidades cognitivas, etc.

Complejidad del entrenamiento

El Neurofeedback se basa en la medición de la actividad eléctrica cerebral por lo que es el tipo de Biofeedback más complejo. Resulta más sencillo poder medir y modificar otro tipo de funciones fisiológicas como la temperatura, el ritmo cardíaco o la respiración, ya que son cambios que podemos percibir de forma directa.

Dificultades técnicas

La realización del registro EEG para llevar a cabo el Neurofeedback puede comportar cierta complejidad a nivel técnico. Se debe determinar el tipo de señal que se está registrando, la localización concreta y en qué forma puede causar ciertos síntomas o trastornos. Sin embargo, la medición en otros tipos de Biofeedback suele ser más sencilla, ya que habitualmente indican únicamente intensidad o frecuencia de la función a medir.

El Biofeedback, incluyendo también el Neurofeedback, ha demostrado su eficacia en el tratamiento de diversos trastornos. Actualmente, se sigue estudiando su utilidad, lo que permite aumentar su efectividad y mejorar su forma de aplicación continuamente.

Rellena el formulario, responderemos a la brevedad

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?