Tratamiento para el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Tratamiento para el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)
Tratamiento para el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es un trastorno que se caracteriza por la aparición de pensamientos, ideas, imágenes o impulsos intrusivos de forma repetida y recurrente y que causa miedo ansiedad y malestar en la persona que lo sufre. Los síntomas más habituales que nos alertan sobre la presencia de este tipo de trastornos son: pensamientos o imágenes repetidas sobre cuestiones desagradables, rituales que se realizan sin ningún tipo de lógica una y otra vez, pensamientos o comportamientos indeseados que no pueden controlarse, no obtener placer de estos comportamientos o rituales, pero sí un leve alivio de la ansiedad que los pensamientos le causan y pasar al menos una hora al día teniendo estos pensamientos o haciendo estos rituales, lo que afecta a su vida cotidiana.

Aunque la persona no quiere experimentar estas obsesiones y quiera ponerles fin, le invaden de manera persistente y no puede dejar de pensar en ellas. Con el objetivo de aliviar esta sensación de malestar, la persona intenta rechazarlas y eliminarlas, ya sea a través de una actitud mental o de la realización de conductas repetitivas de forma compulsiva. Por ejemplo, una persona que se lava las manos con demasiada frecuencia porque está obsesionada con los gérmenes.

“No podía tocar ninguna puerta o mostrador en áreas públicas. Sabía que no tenía mucho sentido, pero estaba aterrorizado de contagiarme de algún germen que pudiese matarme. Casi ni podía ir a lugares públicos, estaba tan asustado. Si pensaba que había tocado algo, tenía que lavarme las manos por horas. En ocasiones, me lavaba tanto que mi piel se ponía roja y como en carne viva y sangraba”.

No obstante, también ha personas que se obsesionan, pero no tienen por qué realizar determinados rituales o actos compulsivos. En este sentido, el ritual es discutir, analizar sus pensamientos o repasar mentalmente los pros y los contras de una idea de manera repetida.

La mente es como un gran ordenador y cuando se satura de información o vive una situación impactante, se bloquea. De manera que el problema queda alojado en las neurorredes de memoria de nuestro cerebro. En algunas ocasiones el TOC viene de familia, pero desconocemos por qué algunas personas lo tienen y otras no. Sin embargo, en algunos casos tiene que ver con un nivel inadecuado de las sustancias de nuestro cerebro. En muchos casos, se origina en la infancia o en la adolescencia, pero también pueden aparecer ya en la edad adulta. Además, los síntomas pueden aparecer y desaparecer y mejorar y empeorar en distintos momentos de la vida.

Para el tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo, es habitual recurrir a la terapia EMDR. Se trata de una técnica desarrollada en California que ha resultado ser una de las más efectivas a la hora de curar fobias y TAG (Trastornos de Ansiedad Generalizada). Eso sí, para que el tratamiento sea exitoso, es importante elegir un buen terapeuta especializado en la materia como los expertos de nuestra clínica psicológica, donde ofrecemos terapia EMDR en Barcelona.

A través de este tipo de terapia, se trabaja con las imágenes, con las sensaciones y con los recuerdos visuales. La persona debe concentrarse en ello mientras se le aplica una estimulación bilateral visual, táctil y auditiva. En esta técnica se trabaja con los ojos de la persona, haciéndole seguir el dedo del profesional con la mirada mientras se va moviendo de un lado a otro. De esta forma, se estimulan los dos hemisferios del cerebro. Pero también puede realizarse mediante sonidos en ambos oídos o la estimulación quinestésica, que consiste en utilizar el tacto, tocando distintas partes del cuerpo a través de sensores.

Gracias a ello, se consigue que la persona de desensibilice y los pensamientos e imágenes que le venían a la mente dejen de atormentarle. La información se reprocesa, se reconectan las redes neuronales con el resto del sistema y el paciente deja de tener ansiedad y temor cada vez que debe enfrentarse a una situación similar.

Aunque la mayoría de las personas suelen requerir alrededor de 10 sesiones para el tratamiento, lo cierto es que no todos los pacientes son iguales y con cada uno de ellos se consiguen resultados diferentes. Sin embargo, se trata de un método relativamente rápido si lo compramos con otras terapias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar