Cómo pueden ayudarte las terapias de EMDR y Neurofeedback en tu vida cotidiana

Cómo pueden ayudarte las terapias de EMDR y Neurofeedback en tu vida cotidiana
Cómo pueden ayudarte las terapias de EMDR y Neurofeedback en tu vida cotidiana

Carla llegó en busca de una solución a su padecer, la ansiedad la acompañaba desde años atrás pero últimamente todo se había agravado. No tenía deseos de salir de casa y cuando se obligaba a ir a trabajar se apoderaba de ella una insoportable angustia que se intensificaba con las palpitaciones, sudor frío y náuseas. Sentía que nadie podía entenderla y esto empezaba a deteriorar sus relaciones familiares.

Juanito fue derivado a nuestro centro con un diagnóstico de TDAH, bajo rendimiento escolar y con un antecedente de varios tratamientos que habían resultado solo parcialmente efectivos.

Ambos casos fueron exitosamente tratados combinando el abordaje psicoterapéutico EMDR Y NEUROFEEDBACK.

Las terapias de EMDR y NEUROFEEDBACK:

 

Ambos métodos, de manera independiente, han sido valorados como altamente eficaces en una amplia variedad de patologías y están avalados por una vasta investigación.

El EMDR es un abordaje psicoterapéutico innovador, validado científicamente, que acelera el tratamiento de un amplio rango de patologías.

Puede combinarse con otros abordajes y consiste en usar estimulación bilateral en un protocolo especial relacionado con las situaciones traumáticas.

Su aplicación desencadena la desensibilización, el reprocesamiento de la información traumática, y la consecuente desaparición de la sintomatología.

Para explicar cómo funciona el EMDR, debemos partir de la base de que existe un sistema de procesamiento adaptativo de la información en nuestro cerebro configurado para procesar la información y restaurar la salud mental, de la misma manera que en el resto del cuerpo está programado cuando se le inflige una herida. Es decir, así como cuando nos hacemos una herida se ponen en marcha todos los mecanismos necesarios para la cicatrización, cuando sufrimos una herida emocional nuestro cerebro también pone en marcha mecanismos para sanar estas heridas.

 Las dificultades emocionales que limitan tu vida, las patologías, se presentan debido a que este sistema se vio impedido. Existe una información que ha sido almacenada en nuestro cerebro de manera des-adaptativa, si se localiza el recuerdo y se activa el sistema, con la estimulación bilateral la información es procesada adaptativamente. Al trabajar con el protocolo de EMDR, también trabajamos con la creencia que ha quedado instalada en nuestro cerebro a partir de esta experiencia.

 El Neurofeedback es un método para medir nuestra actividad cerebral. La comunicación entre grupos de células genera pensamientos, acciones, sensaciones que son detectables gracias a las ondas cerebrales que emite nuestro cerebro a partir de la actividad cerebral.

A partir de la detección del tipo de comunicación de estos grupos de células se establecen las variaciones que existen entre el cerebro del paciente y un cerebro en un funcionamiento óptimo. Durante las sesiones se busca corregir estos patrones instalados en el cerebro de manera des-adaptativa y llevarlos a dicho funcionamiento óptimo.

Podríamos graficarlo explicando que durante el aprendizaje se establecen automatismos en nuestro cerebro adaptativos y des-adaptativos. Lo que ocurría durante las sesiones, es que se romperían los automatismos des-adaptivos que nos generan la sintomatología (Ansiedad, depresión, miedos irracionales)

Por ejemplo, una herida emocional se produce a partir de un accidente que se sufre en la infancia, la creencia que se instala es “el mundo es peligroso” y el automatismo un estado de alerta y defensa constante lo que podría traducirse como un miedo irracional.

¿Por qué la combinación de ambas terapias? 

 

En Hearth/Neuroscenter combinamos los dos métodos para garantizar la efectividad del tratamiento.

Como hemos visto, el neurofeedback determina los patrones de comunicación neuronal  y los rompe.

Pero hay que tener en cuenta que estos patrones automáticos que se crearon y que dificultan nuestra vida cotidiana tienen una causa.

 Existe siempre una buena razón y de peso para que nuestro psiquismo establezca determinados patrones. Mediante el aprendizaje se instalan en nuestro cerebro automatismos que nos limitan y son reforzados por creencias irracionales.

 El automatismo tiene una función económica para nuestro cerebro. Pensemos en los hábitos, algo que hago siempre no tengo que esforzarme en llevarlo acabo, no necesita tanto de mi atención, incluso lo hago si ser consciente de ello, y esto me permite un ahorro energético que es adaptativo en tanto me permite la reserva de energía para otras funciones

 Pero el cerebro automatiza todo lo que repito, incluso lo que se me vuelve des-adaptativo.

Por ello es que la combinación de ambos tratamientos garantiza la efectividad del mismo.

Con el neurofeedback rompemos estos automatismo y con el EMDR procesaremos la información almacenada en nuestro cerebro que favorece al mantenimiento de estos automatismos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar