Trastorno de déficit de atención y/o Hiperactividad

Trastorno de déficit de atención y/o Hiperactividad


Terapias no invasivas, eficaces y divertidas para el TDAH


Con un diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado la evolución del TDAH es muy positiva.


¿Qué es el TDAH?


TDAH significa Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, afecta a más del 6 por ciento de los niños en España y es más frecuente en niños que en niñas. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad, que en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos.

Es fundamental para el diagnóstico de TDAH evaluar que se presente de esta forma:

  • desde una edad temprana: antes de los 12 años.
  • con una intensidad y frecuencia superior a la normal para la edad y la etapa de desarrollo del niño.
  • que deterioren o interfieran de forma significativa en el rendimiento del niño en dos o más de los ámbitos de su vida: escolar o laboral, familiar y social.
  • no ser causados por otro problema médico, un tóxico, una droga u otro problema psiquiátrico.

Pese a que pueda existir sospecha clínica en niños de menos de 6 años, el diagnóstico de TDAH requiere haber superado esta edad. Además, es frecuente que el TDAH se reconozca en los niños cuando comienza la educación primaria, coincidiendo con dificultades en el rendimiento escolar y la presentación de disfunciones sociales y que persiste hasta la edad adulta en un elevado porcentaje de casos.


¿Cómo tratarlo en Neuros Center?


Mediante el entrenamiento cerebral con Neurofeedback, el niño puede cambiar su patrón de ondas cerebrales. El patrón de características electroencefalográficas que presenta la mayoría de los niños con TDAH muestra una menor actividad cortical en zonas frontales y centrales medias del cerebro. Es decir, presentan una proporción elevada de ondas theta y una proporción reducida de ondas alfa y beta y por tanto una elevada ratio theta/alfa y theta/beta. Esto se traduce en un incremento de actividad o de excitación y una disminución del estado de focalización/concentración, calma o relajación lo que se traduce en falta de atención, impulsividad o hiperactividad.

A partir del tratamiento con Neurofeedback, el niño puede cambiar su patrón de ondas cerebrales. Se le entrena en controlar las funciones sobre las que normalmente no tiene un control consciente como la focalización de la atención, la planificación, la consecución de objetivos en función de refuerzos, el autocontrol. Es un método muy eficaz que cada vez más se utiliza como alternativa a la medicación.


Beneficios de los tratamientos del Neurofeedback y EMDR para el TDAH


  • Aumento del ritmo del aprendizaje
  • Mejora en la memoria del trabajo
  • Aumento de la capacidad de concentración
  • Atención selectiva
  • Reducción de la impulsividad
  • Mejora de la planificación


TDAH

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar