Cómo actuar frente a casos de vértigo o acrofobia

Cómo actuar frente a casos de vértigo o acrofobia
Cómo actuar frente a casos de vértigo o acrofobia

¿Sabías que un 5% de la población sufre un miedo extremo a las alturas? Un miedo que se conoce como vértigo o acrofobia y que incluso puede llegar a influir en nuestra vida diaria, en el ámbito laboral en los adultos y en el ámbito escolar en los niños, impidiendo que puedan disfrutar con plenitud de muchas actividades como asomarse a una ventana o a un balcón o contemplar un paisaje desde cierta altura.

Cuando la persona evita las alturas, no hay problema, pero cuando no puede evitarlas, sufre un ataque de nerviosismo, llegando a desarrollar conductas que le hacen pasarlo muy mal. Lo cual no debe confundirse con la ansiedad que sentimos al pensar en una caída peligrosa, sensación que experimenta buena parte de la población, como es lógico.

Si eres de ese porcentaje cuyo miedo es tan grave que no te deja disfrutar de las actividades diarias, es muy probable que sufras de vértigo o acrofobia. Un miedo irracional y exagerado a las alturas o a llegar a caerse y que genera un gran malestar psicológico y que puede estar relacionado con experiencias negativas en el pasado, disfunciones en el sistema del equilibrio o con el hecho de pensar en exceso en el peligro potencial.

Entender y enfrentar potencialmente el miedo

  1. Determina cuáles son los factores que desencadenan el miedo

Si además de sentir estrés al pensar en estar a cierta altura, experimentas cambios fisiológicos como el aumento del ritmo cardíaco, la presión arterial y el sudor, puede que necesites un tratamiento especializado para combatir tu fobia. No obstante, si tu miedo a las alturas no es tan extremo, puedes aliviar la incomodidad con un poco de práctica y esfuerzo.

Piensa si por ejemplo has rechazado algún trabajo o si te has negado a reunirte con personas importantes porque el lugar se encontraba a gran altura. Reflexiona sobre cuántas veces tu miedo te ha impedido hacer lo que quieres. Si la lista es amplia, puede que tu problema vaya más allá de un simple “miedo a las alturas” y que estemos antes un caso grave de fobia o trastorno de ansiedad.

  1. Considera la posibilidad de que te ocurra algo malo relacionado con la situación que desencadena tu miedo

Si tu miedo a las alturas es leve, echar un vistazo a las estadísticas podría hacerte ver las cosas desde otro punto de vista. Generalmente, las cosas que producen más miedo a las alturas como los aviones, los rascacielos o las atracciones de feria suelen ser las más seguras, ya que están diseñadas para ser más resistentes y evitar riesgos. Por ejemplo, la posibilidad de que haya un accidente de avión es de una entre veinte millones.

  1. Aprende a relajarte

Las actividades relajantes como el yoga o la meditación, que buscan un equilibrio entre el cuerpo y la mente, pueden ayudarte a reducir la ansiedad en tu día a día. Practica ejercicios de respiración mientras piensas en aquello que te da miedo para ser consciente de la relación existente entre tus emociones y tus procesos fisiológicos, como el ritmo cardíaco, la respiración y el sudor.

  1. Elimina la cafeína de tu dieta

El exceso de cafeína puede aumentar la ansiedad causada por el vértigo. Por este motivo, reducir el consumo de cafeína puede ayudarte a aliviar los síntomas. Además, esto te pondrá menos nervioso y hará que estés más relajado, lo cual te ayudará a afrontar tu miedo.

  1. Exponte progresivamente al miedo

Intenta enfrentarte a tu miedo poco a poco para superarlo. Empieza, por ejemplo, analizando el balcón de un segundo piso y ve aumentando la altura progresivamente hasta que seas capaz de subir a una colina a contemplar las vistas. Usa las técnicas de relajación en estos momentos para reducir la ansiedad. Eso sí, es importante que antes de avanzar al siguiente nivel, te sientas cómodo. Siéntete orgulloso de tus logros y no pierdas la motivación.

Pero si crees que solo te resultará muy difícil superar el pánico que sientes a las alturas, puede que necesites ayuda profesional. Diversos estudios han demostrado que tratamientos como la terapia cognitiva conductual resultan muy útiles para el control de fobias específicas como el vértigo. En nuestra clínica psicológica en Barcelona somos expertos en este tipo de terapias. Concierta una cita con nosotros y te ayudaremos a ir superando tu miedo poco a poco para que no te impida llevar una vida normal y que puedas disfrutar de todas las actividades cotidianas plenamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar